Informe anual de la Champions: Messi supera a Cristiano pero ¿quién marcó el gol de la temporada?

play
Jorge Ramos dice que están favoreciendo al Barcelona (1:22)

El Relator de las Américas reacciona al tercer tanto anulado a Morata frente al Barcelona en Champions League. (1:22)

Esta semana, la UEFA publicó su informe técnico anual de la Champions League 2019-20, que recopila y analiza los aspectos técnicos y tácticos de la temporada en la cual el Bayern Munich se llevó el máximo premio del balompié de clubes europeo.

No se preocupen, el informe un documento mucho más interesante de lo que parece. Todos los lectores, desde los observadores casuales hasta los obsesionados con las estadísticas, encontrarán algo de su interés.

El informe resalta las genialidades de Robert Lewandowski, Lionel Messi y Kylian Mbappé, entre otras figuras; incluyendo unas líneas de elogio al técnico del Tottenham Hotspur José Mourinho.

Este reporte fue recopilado utilizando los comentarios del grupo de observadores técnicos de la UEFA, conformado por personalidades tales como Roberto Martínez, el seleccionador de Inglaterra Gareth Southgate, Aitor Karanka y Phil Neville; quienes asistieron a la mayoría de los partidos y ofrecieron sus reflexiones consideradas después del pitazo final.

Si la idea de revisar el extenso documento de 108 páginas suena demasiado intimidante, mantengan la calma: hemos revisado todas y cada una de sus páginas, con el objetivo de extraer las joyas informativas más interesantes y así, ustedes no tendrán que hacerlo.

Goles

Con un total de 386 goles anotados en un espacio de 119 partidos, es cierto que la campaña 2019-20 de la Champions League no se quedó corta en acción, produciendo una relación de 3.24 goles por partido, la más alta de todos los tiempos.

Asimismo, se registró una cifra récord en la competición para goles anotados en fase de grupos (308), superando el récord anterior en dos tantos (306, impuesta en 2017-18).

Solo el Grupo B aportó 53 goles a la cifra total, con los esfuerzos combinados de Bayern, Tottenham, Olympiakos y Estrella Roja Belgrado, que ayudaron a imponer otra marca en Champions League.


La estrella del Barcelona Lionel Messi fue galardonado por el Comité Técnico de la UEFA por haber marcado el Gol de la Temporada, por su increíble tanto contra el Napoli, convertido a pesar de haberse deslizado, en su compromiso de octavos de final. Con 87 desbordes, nadie intentó superar a los defensas contrarios con el balón atado a sus pies con mayor frecuencia que Messi.

Una votación de los hinchas en la página Web oficial de la UEFA designó como Gol del Torneo al poderoso remate de Cristiano Ronaldo en su partido contra el Lyon, a pesar de que el disparo a largo rango de la figura de la Juventus no logró figurar en el Top 10 del Comité de la UEFA.


Como puede ser del conocimiento de todos, el artillero del Bayern Munich Robert Lewandowski marcó gol en nueve partidos consecutivos previos a la final para hacerse con la Bota de Oro de la Champions League; siendo la novena temporada consecutiva en la que este galardón recae sobre un jugador mayor de 30 años.

Para sellar por completo sus credenciales como máximo depredador del fútbol europeo, siete de los 15 tantos convertidos por Lewandowski fueron concretados desde la zona de seis yardas de distancia.


En otros asuntos, Erling Haaland disfrutó de un fenomenal debut en la competición, marcando "hat trick" (durante el primer encuentro del Salzburgo en el torneo, con victoria 6-2 sobre Genk) en su aparición debut en Champions League, avanzando hasta convertirse en el primer adolescente en convertir gol en cinco partidos consecutivos.

Con 10 tantos, producto de apenas 21 tiros (13 de ellos a puerta), Haaland también terminó disfrutando de un letal promedio de conversión (47.6%) de un tanto por prácticamente cada dos remates, superando al resto de los jugadores que anotaron un mínimo de cinco goles.

Haaland (quien fichó por el Borussia Dortmund en enero pasado) también generó el mejor promedio de goles por minuto en el torneo 2019-20, con un asombroso promedio de apenas 55.4 para el joven noruego, superando a Lewandowksi (59.1), quien debió conformarse con el segundo lugar.


En lo que respecta a las rutas preferidas para llegar al arco contrario en la temporada 2019-20, casi un tercio de los goles fueron producto de cruces y pases cortos (29.3%, siendo precisos), incluyendo el tanto de Kingsley Coman que selló el triunfo del Bayern Múnich en la final de Lisboa. En comparación, la cantidad de goles producto de jugadas a balón parado volvió a descender, con apenas un solitario tanto proveniente de un tiro libre de forma directa durante toda la temporada.

De hecho, ese tanto fue el exquisito esfuerzo de Paulo Dybala en un complicado ángulo, durante el partido de la Juve contra Atletico Madrid en fase de grupos.

Pases

Joshua Kimmich, quien es uno de los ocho jugadores del Bayern que forman parte del Equipo Ideal de la Temporada designado en el informe, creó más oportunidades que cualquier otro jugador durante la edición 2019-20 de la Champions League, con un total de 28 chances para sus compañeros.

Thomas Muller quedó tercero en esta misma categoría, luego de haber creado 25 oportunidades durante la impecable marcha del Bayern hasta alcanzar el campeonato de Europa.

Sin embargo, fue el argentino Angel Di María del Paris Saint-Germain quien registró la mayor cifra de asistencias, participando en seis goles para la causa de los parisinos, que clasificaron a la primera final de Champions en la historia del club.


El Liverpool sumó la más alta cifra de posesión entre todos los clubes participantes, terminando la campaña con un promedio del 67% (el eventual campeón Bayern tuvo el 64%). En comparación, los Reds alzaron el título de Champions League en 2018-19 con promedio de posesión de apenas el 50%, sumando apenas un 38% en su victoria sobre el Tottenham en la final de esa temporada.

Asimismo, el Liverpool acaparó el mayor porcentaje de posesión en un partido (71.1%) entre todos los clubes que disputaron la competición en 2019-20, aunque se produjo en su derrota 1-0 sufrida con el Atlético de Madrid en la ida de octavos de final.

En ese mismo compromiso, el plantel de Jurgen Klopp no logró registrar un solo tiro a puerta, con un Atleti que sumó 70 despejes defensivos, lo que también constituye récord en Champions League.

En el partido de vuelta disputado en Anfield, el Liverpool tuvo 70.6% de posesión, creando 27 oportunidades; sin embargo, perdieron 3-0 esa noche gracias a los goles in extremis de Marcos Llorente (2) y Alvaro Morata, siendo el primer revés sufrido por los Reds en competiciones europeas durante la era Klopp.


Atajadas

El portero del Bayern Manuel Neuer dejó el arco en blanco en seis oportunidades (más que cualquier otro 1) en 11 apariciones, incluyendo la final; completando a la vez 371 pases, para terminar la campaña con promedio de 98% de pases completados en sus saques y distribuciones.

No obstante, el guardameta del Ajax Andre Onana fue líder en la categoría de goles evitados. El internacional de la selección de Camerún fue primero en goles evitados* (5.25) y tuvo el mayor porcentaje de atajadas (82%).

(* "Goles evitados" es una medida que calcula la "expectativa de goles (xG) concedidos" en comparación con la cifra real de goles admitidos por un portero.)

Debemos hacer mención especial al Slavia Praga, quien emergió como el verdadero obrero de la campaña 2019-20 de Champions League.

El Slavia cuenta con tres jugadores en el Top 10 de la categoría de promedio de distancia cubierta en sus partidos: Petr Sevcik es primero con 13.47 kilómetros/8.36 millas), seguido por Tomas Soucek (segundo, con 12.69 km/7.88 millas) y Vladimir Coufal (séptimo, con 11.76 km/7.31 millas) ... ¡Y el West Ham ha fichado a dos de ellos desde entonces!

El artillero del Slavia Peter Olayinka también es líder en promedio de sprints por partido (60.33). Los tres primeros puestos de la categoría fueron acaparados por jugadores del Slavia.

Sprints

play
2:12

José del Valle dice que Real Madrid termina empatando con mucha suerte

En Jorge Ramos y su Banda, analizan la igualdad que logró el equipo merengue en la Fecha 2 de Champions.

El delantero del PSG Kylian Mbappé registró el sprint más veloz de la campaña, con una explosión que le llevó a alcanzar los 33.98 kilómetros por hora (21.1 millas/hora). Mbappé esperó hasta el último partido de la temporada para registrar su velocidad máxima, con un sprint hecho en el minuto 73 de la final contra el Bayern.

Por coincidencia, los cuatro sprints que completan el Top 5 fueron hechos por jugadores mientras se enfrentaban al PSG: Lukas Klostermann del RB Leipzig (33.82 kph/21.01 mph), Hans Hateboer del Atalanta (33.71 kph/20.9 mph), Achraf Hakimi del Dortmund (33.46 kph/20.79 mph) y Alphonso Davies del Bayern (33.37 kph/20.7 mph).


Si bien es cierto que no registró el sprint más veloz, es cierto que Alphonso Davies hizo gala de fenomenales niveles de destreza atlética y resistencia durante la temporada 2019-20, registrando promedio de un sprint por cada 1.73 minutos.

El canadiense, quien jugara como lateral antes de ser convertido en extremo, ayudó a mantener el arco en cero durante cinco ocasiones en sus ocho apariciones con los gigantes bávaros.

Mourinho

Por último, pero no por ello menos importante, el director técnico del Tottenham José Mourinho recibió una mención especial en el informe técnico de la UEFA gracias a la forma en la que él y un recogebalones de veloz razonamiento jugaron parte integral en la remontada de los Spurs para imponerse al Olympiakos en partido de fase de grupos.

En medio del debut de Mourinho como flamante entrenador en condición de local, su plantel iba en desventaja; no obstante, un veloz y preciso envío por parte del despierto recogebalones ayudó a Harry Kane a convertir el gol del empate. Los Spurs pudieron recobrar el control del partido y vencer 4-2, sellando su clasificación a la siguiente ronda.

Tal como lo recopila el informe de la UEFA: "La participación de Mourinho en el banquillo es meritoria de revisión, en una secuencia que mostró la astuta utilización del sistema multi-balones por parte de los Spurs. Mientras un balón volaba a mitad de cancha dentro del área contraria, Mourinho estaba de pie, gritando: 'Vamos, vamos' (llegando a imitar gestos de lanzar el balón). Al mismo tiempo, el recogebalones saltó de su asiento y envió otra pelota a [Serge] Aurier. Apenas cinco segundos después del envío del zaguero, el esférico ya se encontraba dentro del arco del Olympiakos, motivando a Mourinho a abrazar al adolescente en señal de felicitación... y posteriormente, a invitarlo a almorzar con toda su plantilla, en la previa del próximo partido en condición de local".

El propio Mourinho expresó después del pitazo final: "Me encantan los recogebalones inteligentes, tal como yo lo fui. De niño, fui un recogebalones brillante. Este chico hoy fue genial. Lee el partido, entiende el partido e hizo una asistencia importante".