El Barcelona necesita el triunfo ante Ferencvaros para aumentar sus ingresos

play
¿Comienza a tomar forma el Barcelona de Koeman? (1:42)

Análisis de la victoria del conjunto blaugrana ante el Osasuna. (1:42)

BARCELONA -- El Barcelona, que ya se clasificó para los octavos de final de la Champions League, buscará este miércoles una victoria en Budapest, en la primera visita de su historia al Ferencvaros, que le acerque tanto a la primera posición final del grupo como aumente sus ingresos en la competición, un asunto, reconoció a ESPN una fuente del club, para nada menor en la actual situación financiera de la entidad.

Ronald Koeman solventó dar descanso a Lionel Messi por segundo partido continental consecutivo (algo no recordado en el Camp Nou) y junto al argentino dejó en casa a Ter Stegen y Coutinho, conviniendo que en el momento de la temporada "es mucho más importante" el partido liguero del sábado en Cádiz. Sí entró en la convocatoria, sorprendentemente, Clément Lenglet, entendiéndose que está recuperado por el propio discurso del entrenador en referencia a la ausencia de Araújo "porque no queremos arriesgar y solo contamos con el jugador si está al cien por cien".

El entrenador azulgrana puede entender que deportivamente el duelo ante el Ferencvaros no tiene una importancia tan capital porque su equipo ya superó la fase de grupos... Pero en los despachos del Camp Nou sí se tiene especial interés en el partido, como en todos los de Champions.

El Barcelona ya se aseguró un ingreso fijo de 15.2 millones de euros por su participación en la fase de grupos del torneo y su victoria en Kiev le significó una clasificación para octavos de final premiada con otros 9.5 millones. Son los bonus, premios, que paga la UEFA y a los que se suman lo que jornada a jornada, durante esta primera ronda, se juegan los clubes por sus resultados.

El Barça, en este sentido, lleva acumulado un bote de 10.8 millones de euros gracias a sus cuatro victorias precedentes, puesto que cada triunfo se premia con 2.7 millones. El empate se paga a 900 mil euros, lo que significa que entre ganar o empatar en Hungría este miércoles existe para la debilitada caja azulgrana una diferencia de 1.8 millones de euros. Probablemente no sea una cantidad muy destacada entre las grandes cifras que se mueven alrededor de los clubes de élite en Europa, pero para el club catalán, hoy por hoy es una cantidad nada desdeñable.