Champions League, capítulo V: Antesala de una jornada final enloquecida

El club merengue perdió el martes ante el Shakhtar Donetsk y complicó su pase a octavos de final. AP

Desde el Borussia Mönchengladbach y hasta el Inter, con el Real Madrid temblando, los cuatro equipos del Grupo B se pueden clasificar todavía, siendo tres en el H después de la exhibición del PSG en Manchester, para dejar helados a unos Diablos Rojos que se la jugarán en Alemania ante el Leipzig.

La quinta jornada de la fase de grupos demostró que el Barcelona puede soñar con buenos tiempos con o sin Messi, que el Bayern está a otro nivel, que la explosividad del Chelsea es sorprendente y las dudas no se apartan nunca del Atlético, siempre a medio camino entre la gloria y la decepción.

Nueve equipos: Bayern Múnich, Manchester City, Porto, Liverpool, Chelsea, Sevilla, Borussia Dortmund, Barcelona y Juventus, ya tienen cerrada su participación en los octavos de final, restando siete plazas para las que existen hasta diez aspirantes en lo que se anticipa una jornada final enloquecida.

Atlético, Salzburgo, Borussia Mönchengladbach, Shakhtar, Real Madrid, Inter, Atalanta, Ajax, Lazio y Brujas buscarán esos puestos aún abiertos. Para Atalanta, Brujas, Shakhtar o incluso Borussia Mönchengladbach quedar fuera no sería una tragedia... Verse contra las cuerdas todo un Real Madrid es la gran noticia... Sin olvidar la que se espera en Alemania, donde el Leipzig podría dejar fuera a un Manchester United que después de unos inicios solventes en el torneo llegará al último día contra las cuerdas, después de que el PSG fuera capaz de renacer en el momento más delicado de la temporada.

GRUPO A: Decepción. Conquistado el pase a octavos como campeón de grupo, el Bayern Múnich acudió al Metropolitano con un equipo de circunstancias y sin ninguna presión. La mejor noticia para que el Atlético pudiera sentenciar su clasificación... Y el más decepcionante resultado, con un empate que deja a los de Simeone sin tener los deberes hechos, y obligados a puntuar en Austria si no quiere verse desplazado a la Europa League. Y es que el Salzburgo, llamado a ser un mero acompañante, dio el golpe en Moscú y una victoria sobre el Atlético en la última jornada le daria un pase impensable.

GRUPO B: Alarma. El doblete de Lukaku en Alemania, que empujó al Inter a una victoria indispensable, fue la mejor, y única, noticia positiva para el Real Madrid, derrumbado en Ucrania a manos del Shakhtar y que gracias al triunfo interista todavía depende de sí mismo para meterse en los octavos. El equipo de Zidane puede ser primero... y cuarto en un grupo totalmente abierto que no oculta la crisis que se vive alrededor del vestuario merengue, que con una sola victoria en sus cinco últimos partidos está a medio camino del desastre. Nunca quedó eliminado en una fase de grupos. Y nunca estuvo tan cerca de sufrirlo.

GRUPO C: Lógica. Porto y Manchester City, que ya estaba clasificado, no se hicieron daño en Portugal, en un partido de guante blanco, cerrado tal como comenzó, para concretar las dos primeras plazas de un grupo que dejó sentenciada la derrota del Olympiacos en Marsella. El equipo de Guardiola perdió la ocasión de aspirar al pleno de puntos al errar Gabriel Jesús un penalti, que no ensombreció la gran fase de grupos de los citizens.

GRUPO D: Apagón. El Atalanta, que comenzó la fase de grupos aplastando al Midtjylland en Dinamarca (0-4) y venía de dar un golpe de efecto en Anfield (0-1 al Liverpool), cedió un impensable empate en Bérgamo ante los daneses que dejó su pase a octavos en el aire. El Ajax cayó por la mínima en Liverpool (valió el gol de Jones) y se jugará cara a cara con los italianos en Amsterdam la segunda plaza en un duelo en el que a los de Gasperini les valdría el empate.

GRUPO E: Goleada. Se jugaban Sevilla y Chelsea el primer puesto del grupo en el Pizjuán y el poker de Giroud dejaron clara la superioridad del equipo inglés, en la noche más feliz de su delantero y ante el que se estrellaron una y otra vez los hombres de Lopetegui, incapaces de imponer nunca el ritmo de un partido que los de Lampard dominaron con total solvencia para mostrar que tienen mucho que decir en Europa.

GRUPO F: Supervivencia. Lazio y Brujas se la jugarán cara a cara en Roma después de que el equipo italiano, gracias a un penalti transformado por Ciro Immobile, frenase al Borussia Dortmund, mientras el conjunto belga desarbolaba a un entregado Zenit. El Brujas, que no recuerda la última vez que jugó unos octavos de final de Champions, debería ganar a domicilio a la Lazio para conseguir lo que sería una auténtica sorpresa.

GRUPO G: Festival. Koeman volvió a dar descanso a Messi y la segunda unidad de un Barcelona repleto de suplentes disfrutó de una noche feliz y dichosa en Hungría, sentenciando al Ferencvaros en una primera mitad soberbia en la que se demostró que el entrenador tiene donde elegir cuando considere necesario. Con todo, su pleno de puntos (15 de 15) no le asegura aún la primera plaza final, que se jugará en el Camp Nou ante una Juventus que ganó sin aspavientos pero con Solvencia al Dynamo en Turín, con protagonismo especial de Cristiano Ronaldo.

GRUPO H: Terror. De la nada al todo, el PSG dio el golpe en Old Trafford con una excelente victoria y pasó de estar casi eliminado a tener prácticamente asegurada su clasificación para los octavos de final, derrumbando a un Manchester United al que perjudicó de mala manera la victoria del Leipzig en Turquía, una victoria que no conquistó hasta el último suspiro en un partido de locos. El PSG no debería tener problemas para imponerse en la última fecha al Basaksehir... pero el duelo entre Leipzig y ManUnited echará chispas. Tres equipos igualados... Dos plazas en juego y teniendo en cuenta que el empate favorecería a los diablos rojos que en la ida golearon a los alemanes por 5-0.