Champions League, capítulo VIII: todavía queda mucho por decidir

Keylor Navas y Kylian Mbappé lucieron con el PSG en la ida de los cuartos de final de la UCL. AP

A la explosión de Vinicius, el martes, respondieron el miércoles con una exhibición Keylor Navas y Mbappé, y mientras a la solvencia del Manchester City contestó con resistencia el Borussia Dortmund, el Chelsea repitió su buen tono en Sevilla. Los dos partidos del martes los ganaron los locales, con mayor renta para un Real Madrid que aprovechó la debilidad defensiva de un Liverpool venido a menos, mientras que el miércoles fue turno visitante, con una eliminatoria casi decidida y otra por hacerlo, tanto por la electricidad ofensiva de Mbappé y Neymar como, tanto o más, la excepcionalidad de Keylor Navas bajo los palos del PSG.

Ocho meses después de que el Bayern le ganase en la final de Lisboa, el PSG se tomó, de momento, una parte de venganza en Múnich, aunque demostrándose que aún habrá mucho que decir en el partido de vuelta, al que deberá acudir el Porto a tumba abierta para darle la vuelta al Chelsea.

PORTO 0-2 CHELSEA. Los blues consiguieron, probablemente, el marcador más claro de las cuatro eliminatorias. Mount, a la media hora, y Chilwell en la parte final le dieron al Chelsea una cómoda victoria sobre un Porto que nunca encontró su sitio en el césped del Sánchez Pizjuán, al que le costó llegar con claridad al área de Mendy y que estará obligado a dar la campanada en la vuelta para eliminar a un Chelsea que abraza las semifinales de la máxima competición por primer vez desde 2014.

BAYERN MÚNICH 2-3 PSG. Entre la exhibición de Mbappé y la magnificencia de Keylor Navas, que aún encajando dos goles salvó no menos de otros cinco, el PSG asaltó el Allianz en una noche fría en el ambiente, jugándose bajo la nieve, y excelente en el fútbol. Dominó y mereció mucha mejor suerte el Bayern, perjudicado por un error de cálculo de Neuer en el 0-1 y que fue capaz de igualar un 0-2, pero las picaduras de Mbappé y la genialidad de Neymar le dieron el primer asalto al campeón galo, tan afortunado como serio.

REAL MADRID 3-1 LIVERPOOL. Soberbio Vinicius, excepcional Kroos y empequeñecido el Liverpool, el Real Madrid dio un gran paso hacia las semifinales que pudo ser mayor atendiendo a su dominio absoluto en una primera mitad en la que los jugadores de Klopp apenas si aparecieron. Despertaron en la segunda mitad pero sin poner en demasiados problemas a Courtois durante una noche en la que Vinicius, goleador por partida doble, fue la estrella y Robertson, asistente involuntario en el gol de Asensio, el estrellado.

MANCHESTER CITY 2-1 BORUSSIA DORTMUND. Al borde del desespero en la Bundesliga, donde cada día contempla más lejos las posiciones de Champions, el Borussia Dortmund se transforma en Europa y el martes estuvo cerca de darle un susto al intocable Manchester City de Guardiola, que se las prometía muy felices en cuanto marcó el 1-0 De Bruyne y, sin embargo, no pudo ganar hasta el último suspiro gracias a Foden después del empate de Reus. Dominó más el City, apareció en cuentagotas Haaland pero la eliminatoria quedó todavía en el aire.