Las figuras a seguir en la final de la Champions League entre Manchester City y Chelsea

En ESPN Digital enumeramos a las tres piezas clave a seguir tanto de los Blues como de los Citizens en el gran partido que define al nuevo campeón de Europa

La final de la UEFA Champions League entre Manchester City y Chelsea promete emociones. Será un duelo inteligente en lo táctico y hay elementos en ambos equipos que destacan por el buen momento que atraviesan, que su experiencia y talento serán el factor diferenciador en beneficio de los suyos.

Manchester City

Kevin De Bruyne

El mediocampista de Bélgica es el generador del cuadro que dirige Pep Guardiola. Su zona de incursión es como enganche o media punta y suele cargarse al lado izquierdo para descargar hacia el centro a su perfil natural.

Con 29 años, esta temporada ha estado directamente involucrado en siete goles durante sus siete partidos en esta Champions (tres goles y cuatro asistencias). Con un pase de gol más, igualaría a Thomas Müller (19) con la mayor cantidad de asistencias entre jugadores de las cinco grandes ligas de Europa.

Además, es el líder de su equipo en todas las estadísticas, ya que entre goles y asistencias suma 28, tiene 110 oportunidades creadas, más que cualquiera de sus compañeros, suma 51 centros completos y 106 remates a portería.

Guardiola no establece en una posición fija a De Bruyne, aunque el último partido que inició, en la semifinal de ida ante el PSG, arrancó situado como centro delantero, sin embargo, se apegó a su figura del 'falso 9' para meter al belga entre líneas y dejar que Riyad Mahrez y Phil Foden, ambos por los costados, jalaran las marcas al situarse como extremos.

Ilkay Gündoğan

La temporada del jugador alemán es superlativa en todos los aspectos. En momentos de ausencias importantes, el jugador de 30 años que se desempeña como mediocentro, cargó con el equipo y eso lo llevó a ser una pieza inamovible del esquema de Guardiola.

Gundogan jugó 11 partidos como titular y promedió 81 minutos por encuentro. Hizo tres goles y dio una asistencia. Guardiola lo usa como medio por izquierda o en el centro. De ahí parte su influencia con 92 por ciento de pases completos por juego y al menos uno clave por partido.

En defensa, el bávaro tiene buenos números, al menos gana la posesión en un duelo por juego e intercepta un balón por encuentro pese a no ser un contención natural, por su buena lectura de juego es vital en el XI del City.

Ruben Días

El portugués de 24 años fue clave en la central de los Citizens. Su buen juego aéreo, fortaleza física y buena técnica lo hacen uno de los zagueros más completos de la actualidad.

Debido al estilo de juego de Guardiola, el lusitano juega muy adelante, casi pegado al medio campo y por izquierda. Su gran lectura de juego lo llevan a tener un 95 por ciento de efectividad en pases y un 92 por ciento de efectividad de pases en campo contrario. Hace alrededor de 1.3 entradas por juego y tiene la misma cantidad de intercepciones.

Su nivel fue al alza conforme avanzó el año y demostró que los más de 70 millones de dólares que pagaron al Benfica por sus servicios valieron la pena, puesto que fue titular indiscutible en todas las competiciones y fue designado el MVP del futbol inglés en la campaña que recién terminó.

Chelsea

N’Golo Kanté

Sus siete pulmones son un mito, pero parecen realidad cuando corre en el campo. El mediocampista francés es el alma del equipo y su buena vibra se conjuga con su sacrificio y lo buen recuperador de balones que es.

Kanté es la demostración en persona de la intensidad que requiere un equipo de Thomas Tuchel. En esta Champions League, ha sido el futbolista del Chelsea que más metros recorrió por cada 90 minutos, además es el segundo jugador en toda el torneo en cuanto a recuperaciones por 90 min tras Casemiro del Real Madrid.

Suma 9.17 recuperaciones, siendo el mejor en este rubro de su equipo, y cubre 11.8 kilómetros por juego. Además que es el segundo mejor recuperador de los londinenses con 3.1 duelos individuales ganados. Localizado como contención por derecha, su área de influencia no solo se limita en su propia cancha, también la presión alta que hace ayuda a recuperar balones en territorio rival y sabe asociarse manera correcta.

Mason Mount

El mediocampista inglés de apenas 22 años se ganó un lugar como un jugador inamovible para Tuchel este torneo. Jugando, principalmente como volante interior, por cualquier banda, tiene un buen juego asociativo que lo proyecta de buena forma en segunda línea al ataque.

Además, Mount aprendió a controlar los nervios y la desesperación en los mano a mano. Consiguió un buen temple de cara a situaciones complicadas y eso lo llevó a aumentar su nivel futbolístico.

Sabe jugar solo o acompañado en carriles interiores, así como también pegado a la banda para llegar a línea de fondo o cortar hacia adentro. Su buena pegada de fuera del área puede ser un recurso útil en la final.

Thiago Silva

Es la voz de la experiencia para un equipo que sufrió muchos cambios en una sola temporada. Al igual que Gundogan del City, es el único con experiencia dentro del campo de una final de UEFA Champions League. El brasileño estuvo en la pelea por el título de la campaña pasada con el PSG, aunque perdió la batalla contra el Bayern Múnich.

Con 36 años llegó darle orden a una zaga que sufría mucho y que era la principal desventaja de los Blues. Si bien le costó al inicio de la campaña adecuarse al esquema de Frank Lampard, desde la llegada de Tuchel tuvo un incremento en el nivel de su juego y se convirtió en el pilar de la defensa.

En un mano a mano es casi imposible de pasar, pues apenas lo superan 0.4 veces por juego y tiene cerca de una intercepción limpia por juego. Gana 3.1 duelos que tiene y por aire es letal a la defensiva y ofensiva.