Antes de siquiera jugar, Estados Unidos ya se rindió ante México en la Copa Oro

play
¿Quién es el favorito a ganar la Copa Oro? (2:53)

Katia Castorena explica por qué cree que Estados Unidos es favorito a ganar la Copa Oro, mientras Rafa Ramos cree que México ganará el torneo fácilmente. (2:53)

LOS ÁNGELES -- Estados Unidos arrió banderas y entregó la plaza. El ejército mexicano de Gerardo Martino encontrará apenas unas zacapelas, antes de tomar la Copa Oro, la número 12, con destino a las vitrinas de la FMF.

Bajo la exigencia de ganar, gustar y golear, como Rey Tuerto de una inhóspita tierra de ciegos, ahora la selección mexicana se encuentra con el sometimiento de su eventual némesis.

Sólo faltó una genuflexión, y la ofrenda de la espada trémula y vencida por parte del entrenador de Estados Unidos, Gregg Berhalter.

Nunca en la historia del futbol de Estados Unidos se había consumado un acto de rendición semejante, como al anunciar su nómina para la Copa Oro 2021, y dejar fuera de ella, a ocho de sus pilares, militantes en clubes europeos. El deporte estadounidense embellece su historia con actos de valentía y no con acciones de semejante cobardía.

Para Gerardo Tata Martino debe ser la mejor noticia, aunque tanto él como la mismísima CONCACAF deberían interpretar la decisión de Berhalter como una falta de respeto, y un ninguneo al torneo mismo.

México llega a este segundo semestre de 2021, con las obligaciones marcadas: ganar la Copa Oro y consumar una fase eliminatoria rumbo a Catar 2022, devastando la zona de CONCACAF.

A Gerardo Martino se le han respetado todas sus exigencias, aunque, si bien, le han metido mano en las convocatorias y en la logística de sus giras por Europa. Pero, en el fondo, se ha llevado a cabo su plan de trabajo.

De hecho, es el primer entrenador de una selección mexicana, en un proceso mundialista, que disfruta de tres giras de preparación por Europa, una de sus exigencias para garantizar buenos resultados, y conseguir el boleto a la Copa del Mundo de Catar.

Sufría por el gol, debido a la ausencia lamentable de Raúl Jiménez, tras aquel choque brutal de cabezas con David Luiz, pero Gerardo Martino recibió el visto bueno para sumar a Rogelio Funes Mori, quien se abandera como mexicano ante la esperanza de ir a una Copa del Mundo, toda vez que para Argentina, hay 20 opciones, al menos, antes que él.

Bajo la óptica totalmente optimista de Martino, tiene la mejor escuadra disponible, con un Héctor Herrera campeón de España, para asumir el control del equipo ante eventuales ventiscas en el horizonte de la Copa Oro.

Él mismo se ha congratulado del nivel en el que llega Edson Álvarez, campeón de Holanda; el disponer de un atacante respetado en Italia, como Hirving Lozano, y un campeón mexicano, como Orbelín Pineda, de Cruz Azul.

Esto, claro, sin dejar de lado que dispone de tres jugadores de una Liga que él considera casi tan buena como la mexicana, como lo es la MLS. De ahí llegan Jonathan dos Santos, Efraín Álvarez y Alan Pulido.

Deshaciéndose de una carga mediática, como lo es el América, a sus dos referentes para el Tri, como Guillermo Ochoa y Henry Martín, Gerardo Martino lo disfraza como un premio el enviarlos a los Juegos Olímpicos, al lado del mejor futbolista del Guard1anes 2021, Luis Romo.

Visto desde fuera, es evidente que hay camisetas mal repartidas, pero el mismo entrenador de la selección mexicana piensa distinto. Asegura tener una selección equilibrada y competitiva, a pesar de los errores que en defensa se hicieron evidentes aún ante los vacacionistas de Nigeria, en el amistoso en el Memorial Coliseum de Los Ángeles.

Solazándose seguramente al saber que en la ruta al título, Estados Unidos prescindirá de sus referentes europeos como Christian Pulisic, Weston McKennie, Tyler Adams, Gio Reyna, Sergiño Dest, John Brooks, Zack Steffen y Josh Sargent, Gerardo Martino, en tanto, llenó de elogios a Funes Mori, tras marcar un gol a los 3.33 minutos de juego ante los recién desempacados turistas nigerianos.

“(El gol de Funes Mori) seguramente es una tranquilidad para él sacarse un peso de encima, que es donde se le reclama al número 9. Yo me quedo con la participación que tuvo, lo bien que se asoció con sus compañeros como en el cuarto gol. Para ser su primer partido y tener unos cuantos entrenamientos, ha sido un buen debut”, celebró el Tata.

Héctor Herrera, jugador de claroscuros con el Tri, marcó dos goles ante Nigeria, que presentó a una mayoría de debutantes con su selección nacional, habida cuenta de que los titulares y sus suplentes, fueron puestos a salvo de este encuentro.

Herrera festejó los goles, como si hubieran sido ante un adversario de alta competencia, y en un torneo legítimo. “La noche fue perfecta, sobre todo por la entrega y determinación que tuvimos. Fue un buen partido de cara a la Copa Oro, (para) llegar lo mejor preparados posible”, dijo a TUDN.

“Estoy contento con ayudar a mi selección con dos goles, además del buen comportamiento de la afición (al omitir #ElGrito homofóbico) que al final de cuentas es muy importante para nosotros y esperamos que sigamos con ese comportamiento todos”, señaló El Zorrillo, sin atreverse a valorar el nivel del adversario.

De la nómina final de Estados Unidos, el menos culpable es Gerardo Martino, pero, las dudas quedarán sobre un par de temas.

1.- ¿Se habría atrevido Berhalter a marginar a ocho de sus figuras en esta Copa Oro, si hubiera perdido la Final de la Liga de las Naciones ante México? Queda claro que no quiere exponerse a un accidente enfrentándose de nuevo con su mejor escuadra.

2.- ¿Por qué la CONCACAF permite a Estados Unidos enviar una selección B a su torneo estelar, después de años de extorsionar a México exigiéndole que cumpla el reglamento? Y no sólo será EE.UU., porque también hay ausencias clave en Panamá, Costa Rica y Honduras.

Si como parece, México, representado por El Atila Martino y sus Hunos, versión conkakafkiana, siembra desolación en la Copa Oro, podría además, acercarse nuevamente a las zonas de privilegio de los ocho cabezas de serie, luego del retroceso brutal que sufrió al empatar con Costa Rica en la Semifinal de la Liga de las Naciones, y perder la Final ante EE.UU..

Listo pues el escenario para el Tri, ahora sólo queda salir a ganar, gustar y golear.