México elimina a Canadá en medio de conatos de bronca entre los dos equipos

La semifinal tuvo diversos episodios ásperos y, tras el segundo gol del Tri, se vivió el peor momento entre mexicanos y canadienses

Canadá y México dos veces fueron más allá de las acciones normales de juego. El país de la Hoja de Maple y el Tricolor en un par de ocasiones llegaron a los empujones, durante los noventa minutos, aún así, los dirigidos por Gerardo 'Tata' Martino vencieron por 2-1 y clasificaron a la final.

En la primera bronca, el árbitro no marcó un penal y Rogelio Funes Mori encendió la mecha, lo que provocó que los jugadores de Canadá entraran a los empujones con los jugadores de México y entre los más activos en el pleito estaba Edson Álvarez. Ese conato se apagó con la revisión del VAR, en el que el central Daneon Parchment cambió de decisión y marcó penal.

En el segundo tiempo, Canadá metió candela y los jugadores de los dos equipos se revolucionaron, lo que explotó después del gol de México en el último minuto. Héctor Herrera hizo el 2-1, a pase de Rodolfo Pizarro y a la siguiente acción, se veía a Edson Álvarez y Carlos Salcedo defendiendo a sus compañeros.

El central Daneon Parchment se alejó para ver cómo los jugadores de México y Canadá se empujaban, y sólo decidió amonestar al portero de los norteamericanos, Maxime Crépeau. Héctor Moreno, uno de los líderes del Tricolor, se acercó, después de la riña que duró más de dos minutos, y le pidió al árbitro que ya terminara el partido.

Parchment no hizo caso y continuó con el partido, agregó dos minutos más y Canadá tuvo otra oportunidad para anotar el gol del empate. El árbitro finalizó esa jugada con falta sobre Alfredo Talavera y pitó el final del partido.

Para evitar alguna otra bronca, los jugadores de México corrieron al centro de la cancha e hicieron un círculo, con la intención de festejar el triunfo sobre Canadá y evitar alguna pelea que acarreara alguna sanción para el Tricolor.