Saborío y Pemberton: los "padrinos" que guiaron al goleador Jorman Aguilar

Jorman Aguilar ha dejado asombrados a los aficionados del fútbol en Costa Rica con sus aptitudes, un goleador con ingredientes diferenciados en los terrenos de juego tiene buen desmarque y una fina precisión en el golpe del balón.

El panameño de 25 años llegó a Costa Rica en diciembre del año pasado para reforzar a la Asociación Deportiva San Carlos. Solo en su primer campeonato jugó 20 partidos, logró convertir 11 anotaciones y contabilizó 1,565 minutos.

Aguilar concedió una entrevista a ESPN y comentó que, desde su llegada al país tico, encontró dos "padrinos" que le ayudaron a tener una buena adaptación. Se trata de los experimentados jugadores, Álvaro Saborío, delantero que desde pequeño ha admirado y Patrick Pemberton, ex arquero de San Carlos a quien considera como un padre.

"Siempre estoy cerca de Saborío, no es un secreto para mí que yo lo veía desde muy pequeño cuando jugaba con la selección tica y lo escuchaba en entrevistas. Cuando me dijeron sobre la oportunidad de llegar a San Carlos no la dudé porque sabía que él estaba acá. Era un sueño para mí trabajar con él y aprender de sus experiencias. Los consejos que me brinda los he tomado desde el primer día, vale la pena escuchar jugadores como él porque me hacen madurar y crecer"; comentó Aguilar.

"Patrick Pemberton es como un papá para mi porque apenas llegué a Costa Rica me acogió, me enseñó la ciudad y me explicó cómo son las cosas por aquí. Tanto él como Saborío son como mis padrinos porque me han ayudado mucho y estoy muy agradecido con ellos"; añadió el delantero panameño.

Costa Rica: un paraíso de paz que encontró Jorman Aguilar

En cuanto a su primer semestre residiendo en Costa Rica, específicamente en Ciudad Quesada, Aguilar desveló que nunca había sentido tanta paz y tranquilidad, algo que lo llena de mucha alegría porque gracias a eso se ha dado cuenta que tomó una buena decisión en estampar su firma con AD San Carlos.

"Desde que llegué a Costa Rica he tenido mucha paz, honestamente logré encontrar esa paciencia y tranquilidad que no me habían dado en otros lugares. Día a día esa paz se ve en todos lados: en las personas, jugadores y compañeros, le agradezco a Dios porque todo me ha salido bien"; opinó el ariete panameño.

Jorman también precisó que "los costarricenses me transmiten esa paz y tranquilidad, independientemente de lo que pueda pasar la gente siempre te va a apoyar o al menos eso lo he visto en San Carlos. Cuando visito algunos lugares se me acercan y me dan mensajes de apoyo, entonces esas cosas me motivan mucho".

En cuanto temas deportivos, el oriundo de Ciudad de Panamá siente que su paso por el fútbol costarricense le ha permitido superarse, por eso intenta seguir a cabalidad los consejos que le brindan sus compañeros más experimentados.

"Creo que he mejorado mucho porque al tener a alguien que te aconseje y te diga las cosas que no estás haciendo bien me ha servido bastante porque me hace madurar, crecer como persona y como delantero. Eso se nota partido a partido y fue un buen torneo en lo personal, pero sé que puedo hacer más y trabajaré para seguir mejor"; expresó.

Coronavirus: un detonante de la preocupación

Jorman Aguilar confesó que tuvo algunas semanas complicadas cuando inició la propagación del nuevo coronavirus en Panamá, pues sus padres son hipertensos y, al estar tan lejos de ellos, o el hecho de no poder visitarlos por los cierres fronterizos, se sentía muy preocupado.

"Cuando pasó lo de la pandemia sí estaba muy preocupado porque mis papás son hipertensos, al estar lejos de Panamá no sabía lo que podía pasar y yo quería estar junto a ellos, mas no podía irme. Estuve al pendiente de ellos, pero gracias a Dios están muy bien y felices. Me duele por todo lo que está pasando en mi país, espero las cosas se arreglen y volver a la vida que todos queremos"; señaló.

Club Atlético Independiente: un cariño inolvidable para Jorman Aguilar

Finalmente, el ariete indicó que dentro de cinco años se visualiza "con buena salud, ejerciendo mi profesión, estar en Costa Rica o en otro país, quiero que mi familia esté bien. Si fuese que regrese a Panamá, me encantaría estar en el Club Atlético Independiente, pues los directivos y amigos me han tratado muy bien. Siempre estuvieron conmigo y, en mis momentos más bajos, me extendieron la mano"; concluyó Aguilar a ESPN.

A pesar de su corta edad, cabe destacar que Jorman Aguilar tiene la experiencia de haber jugado en países como España, Italia, Portugal, Croacia, Eslovenia, Panamá y actualmente en Costa Rica.