Andrea Vargas cuenta la curiosa reacción de sus vecinos al darse cuenta que es una atleta olímpica

play
¿Cuántos fogueos tendrá Andrea Vargas previo a la olimpiadas de Tokio? (0:56)

Luego de un 2020 complicado, los deportistas olímpicos tendrán que prepararse al máximo en pleno 2021. (0:56)

La corredora se siente muy a gusto con su vida en Estados Unidos y tiene el apoyo de su barrio

La atleta costarricense Andrea Vargas pasa sus días en familia y en constante entrenamiento diario con miras a llegar en la mejor forma posible a los Juegos Olímpicos.

La campeona panamericana en los 100 metros con vallas no ha parado la actividad a pesar de las complicaciones de la pandemia y es por eso que es común que entrene en pista la mayoría del tiempo, también en las calles de su barrio y hasta dentro de su casa.

Desde octubre de 2019, la corredora puriscaleña se marchó a vivir a Portland, Oregon, Estados Unidos con su esposo y su hija.

Andrea Vargas vive en un barrio muy tranquilo donde es común verla saliendo fuera de su vivienda a hacer ejercicios y cuenta que sus vecinos saben que se está preparando para los Juegos Olímpicos pues varias veces se le han acercado a preguntarle que por qué se estaba entrenando.

“Si, ellos saben, cada uno lleva sus actividades pero a veces me dan mensajes de motivación, yo creo que les gusta verme correr acá en la calle”, indicó la atleta en entrevista con ESPN.

Incluso cuenta que ya muchos le dan aliento para que siga preparándose y que desde ya le dan los buenos deseos cuando le toque salir a la pista en Tokio.

“A veces preguntan más que todo de cómo se corre, ellos me preguntan si me estoy preparando para competir y yo les digo que si que estoy preparándome para Juegos Olímpicos y entonces dicen que ‘oh que bueno, te vamos a apoyar’”, cuenta Andrea Vargas.

La oriunda de Puriscal dijo que su plan de entrenamiento ha tenido que cambiar debido a las condiciones de la pandemia pero se ha adaptado de la mejor manera y espera pronto pasar de una etapa general donde se preocupa más que todo por el acondicionamiento físico a una más específica en su especialidad pues quiere llegar a las justas en la mejor forma posible.

Por ahora, todo el plan lo hace a distancia pues su entrenadora Dixiana Mena no la ha podido acompañar pero si le da mucho seguimiento vía internet.

“Trabajamos mucho por video llamadas, cosas que ella necesita que yo haga y que yo tome el apunte y los haga en la pista, he pasado por este proceso un montón de años y ella tiene confianza de que yo lo haga en la manera que ella quiere que lo haga”, agregó.

Andrea Vargas espera estar pronto de nuevo en competencias de fogueos para empezar a volver a tener roce con otras atletas luego de más de un año desde su última carrera.