Saprissa sufre humillante goleada en manos de Philadelphia Union

Los morados pagaron caro sus errores en el inicio del complemento y dicen adiós al torneo de la región de una forma discreta y sin brillo

El Saprissa fue goleado 4-0 ante Philadelphia Union y quedó eliminado de la Liga de Campeones de CONCACAF en un juego en el que tuvo una buena cara en el primer tiempo y un desastre en el segundo.

La expectativa sobre una remontada no era mucha en el entorno de los aficionados saprissistas pero aun así a lo interno del equipo morado buscaban ir a dar una presentación decente y lo consiguieron durante 45 minutos.

Los ticos estaban luciendo un parado donde predominaba el trabajo defensivo, jugadores como David Guzmán y Esteban Espíndola se plantaron sólidos y lograron resistir las embestidas de Jamiro Monteiro, Alejandro Bedoya, Anthony Fontana y Kacper Przybylko.

Sin embargo, en la segunda mitad todo se puso turbio rápidamente pues tan solo en un minuto de acción vino una falta de penal en el área tibaseña que fue ejecutada por Monteiro al centro arriba y engañó al arquero Aarón Cruz.

Esa conquista, obligaba al Saprissa a buscar tres goles para sacar la serie, no obstante, los norteamericanos no le dieron tiempo de pensar a los ticos y al 50’ enviaron un centro al área y apareció Przybylko como un fantasma para aumentar la cuenta.

Los locales estaban jugando con furia ganadora y los visitantes siguieron dudando con pases imprecisos y marcas desatinadas, lo cual lo volvieron a pagar caro pues al 54’ Monteiro se aprovechó de una mala salida de la defensa morada y habilitó a Anthony Fontana con un pase filtrado para que este quedara en mano a mano con el portero Aarón Cruz y enviara el balón al fondo de la red.

Los morados lograron tapar ligeramente los huecos que estuvieron dejando pero el daño ya era total, ya Philadelphia tenía asegurado el pase a los cuartos de final y ni así decidieron bajar el ritmo, siguieron punzando en el ataque, incluso estuvieron cerca de marcar dos goles pero el portero Aaron Cruz le negó la oportunidad de marcar doblete a Monteiro y a Fontana, pero en el cierre del partido Monteiro encontró un espacio y castigó fuertemente a Cruz para poner el 4-0 definitivo.

Al final no hubo más que hacer, el Saprissa se despide de la Liga de Campeones de CONCACAF por la puerta de atrás, igual a como le sucedió a Alajuelense que fue eliminado por el Atlanta United que aunque tuvo una participación más decorosa, fue afectado por los fallos administrativos cometidos por su misma dirigencia.