Javier Aguirre logra el objetivo: Mallorca se queda en LaLiga

play
Javier Aguirre: "No estaba familiarizado con Mallorca... llegué ciego" (1:35)

El 'Vasco' habló con Martín Ainstein luego de conseguir la salvación del equipo en La Liga. (1:35)

El equipo que dirige el 'Vasco' venció de visita a Osasuna (0-2) y aseguró su permanencia en la Primera División de España

El técnico mexicano Javier Aguirre cumplió el objetivo por el que fue contratado en Mallorca, salvar al equipo del descenso y asegurar la permanencia en LaLiga.

El 'Vasco' asumió el reto de sacar al Mallorca de zona de descenso con nueve partidos por delante y terminó con balance de cuatro triunfos, un empate y cuatro derrotas en la posición 16 con 39 puntos.

Debutó con derrota ante el Getafe (1-0) en la fecha 30, en un partido en el que sus pupilos se batieron en pos de la victoria; luego aprobó el segundo examen con sonado triunfo sobre el Atlético de Madrid en casa (1-0), pero en el siguiente compromiso demostró que su trabajo todavía no estaba bien cimentado al ser goleado por Elche (3-0). Después Mallorca dio cuenta del Alavés por 2-1 y alimentó la esperanza de la salvación, pero las derrotas ante el Barça y especialmente contra el rival directo por la permanencia, Granada, complicaron el sueño de la permanencia.

Le quedaban tres finales al equipo del 'Vasco' para alcanzar la meta y la buena racha para terminar la temporada comenzó con empate sin goles en una visita complicada al Ramón Sánchez Pizjuán ante Sevilla. Posteriormente el conjunto bermellón derrotó en casa al Rayo Vallecano y llegó a la última jornada con el destino en sus manos.

Curiosamente la última fecha llevó a Javier Aguirre a enfrentar al equipo que le dio la primera oportunidad para dirigir en Europa: Osasuna. Con un gran partido en El Sadar Mallorca aseguró la salvación con goles de Ángel Rodríguez y Clément Grenier llevando al técnico mexicano a cumplir el objetivo por el que regresó a LaLiga tras su fracaso en Rayados de Monterrey.

En los otros frentes que definieron la quema del descenso, Cadiz consiguió la salvación con victoria de visita ante Alavés (ya descendido al igual que Levante), lo que condenó al Granada de Aitor Karanka, que no pasó del empate sin goles ante Espanyol con un penal fallado por Jorge Molina.