Sin Casemiro, Real Madrid apuesta por Aurélien Tchouaméni y Eduardo Camavinga en el mediocampo

Casemiro se marchó al Manchester United por 70 millones de euros y se convirtió en la tercer mejor transferencia para la historia del club

El italiano Carlo Ancelotti apuesta por el físico del francés Aurélien Tchouaméni para suplir la baja del brasileño Casemiro, en un centro del campo al que también regresa Modric y en el que se mantiene Eduardo Camavinga.

El técnico del Real Madrid introduce tres cambios en la línea defensiva respecto al once de Almería: Carvajal vuelve al lateral derecho y Militao David Alaba recuperan su sitio en el centro del eje, con Mendy tirado al costado izquierdo.

Fede Valverde y Vinícius se mantienen como compañeros de Karim Benzema en la línea de ataque, la más temida por un Celta que refuerza su centro del campo con el peruano Renato Tapia y Fran Beltrán, por lo que Óscar Rodríguez arrancará el choque desde la banda derecha.

Por parte del equipo gallego, el examericanista Agustín Marchesín hará su segunda aparición bajo palos, mientras que la zaga estará conformada por Hugo Mallo, Aidoo, Unai Núñez y Javi Galán.

Renato Tapia, Óscar Rodríguez, Fran Beltrán y Franco Cervi ocupan el cinturón de la cancha. Iago Aspas y Gonçalo Paciencia son los atacantes.

Real Madrid y Manchester United alcanzaron un acuerdo para el traspaso de Casemiro por una cantidad de 70 millones de euros más incentivos y el centrocampista brasileño abandona la casa blanca tras ocho temporadas con el primer equipo, como el decimocuarto jugador de la historia del club con más títulos con un total de 18.

Casemiro llegó al Real Madrid el 31 de enero de 2013 procedente del Sao Paulo brasileño en una cesión que acabó convirtiéndose en compra por 5,8 millones de euros. Tras un paso fugaz por el Castilla, debutó con el primer equipo y fue precisamente Carlo Ancelotti el técnico que decidió que creciese en una cesión de un año al Oporto.

La operación cerrada por el Real Madrid con el Manchester United por el traspaso de Casemiro, por 70 millones de euros más incentivos, pasa a ser la tercera mejor en la historia del club, tras los 117 millones dejados por el portugués Cristiano Ronaldo y los 75 por el argentino Ángel di María.