Barcelona concreta las incorporaciones de Joao Cancelo y Félix por medio de un aval

play
Espectacular remontanda de Barcelona ante Villarreal (2:37)

Con goles de Gavi, De Jong, Torres y Lewandowski, el Barcelona consiguió quedarse con los tres puntos en su visita al Villarreal. Lamine Yamal asistió en el primer y último gol. (2:37)

El Barcelona le presentó a LaLiga un aval superior a los 10 millones de euros para poder concretar las llegadas de los portugueses Cancelo y Félix, quienes serán anunciados antes del cierre del mercado.


BARCELONA -- Barcelona, por medio de su junta directiva con Joan Laporta al frente, presentó a LaLiga un aval "algo superior a los 10 millones de euros" con el que podrá concretar las incorporaciones de Joao Félix y Joao Cancelo (que ya viajaron a la capital catalana) e inscribir, también, a Íñigo Martínez.

Fuentes del club azulgranas consultadas por ESPN Deportes especificaron que dicho aval, del que no se ofreció la cantidad exacta, se divide entre una parte personal y otra en pagares de los que responden toda la junta solidariamente.

Esta operación, concretada a última hora toda vez que no se logró el ingreso esperado del fondo alemán Libero por 40 millones de euros, fue la solución de urgencia decidida por el Barça para hacer el hueco salarial necesario, sumándose además el ahorro por las cesiones de Ansu Fati al Brighton y Clément Lenglet al Aston Villa.

Los dos futbolistas portugueses se incorporarán a la plantilla de Xavi Hernández cedidos desde Atlético de Madrid y Manchester City respectivamente, haciéndose cargo el Barça de sus salarios, que en ambos casos rebajarán respecto a las condiciones que tenían en sus clubs de origen. El caso de Joao Felix fue el más engorroso y difícil de solventar, por cuanto la inicial intención del club azulgrana era dividirse con el Atlético la ficha del jugador, a lo que se negó la entidad colchonera, no desencallándose hasta que el jugador concedió disminuir sus emolumentos.

SIN DESCANSO

La última jornada del mercado de fichajes se vivió con la misma intensidad del año pasado, trabajando el Barça paralelamente las incorporaciones con las salidas de Èric García y Abde Ezzalzouli.

El central se marcha cedido por una temporada al Girona (que se hará parte de la mayor parte de su salario) mientras que por el extremo marroquí negocia se negocia su traspaso, muy probablemente al Betis (aunque con otros pretendientes), por unos 10 millones de euros, manteniendo el club azulgrana un porcentaje de sus derechos.