¿Los ganadores del Golden Boy cumplen o no las expectativas?

play
Bellingham sorprende a todo el mundo, es un regalo para el fútbol (2:01)

El inglés marcó el segundo gol de Real Madrid en la victoria por 4-2 ante Napoli por la UEFA Champions League. (2:01)

Presentamos un repaso a todos los ganadores anteriores del Golden Boy en orden cronológico, analizando si sus respectivas carreras profesionales cumplieron con la promesa que mostraban.


El premio Golden Boy 2023, el prestigioso honor conferido cada año a los mejores y más fulgurantes talentos jóvenes del futbol europeo, fue ganado de forma categórica por el volante del Real Madrid Jude Bellingham.

El mediocampista de 20 años se hizo con el galardón sobresaliendo entre un listado de 20 figuras que incluían al delantero del Bayern Munich Jamal Musiala, el volante del Paris Saint-Germain Warren Zaïre-Emery y el atacante del Manchester United Rasmus Hojlund.

El triunfo de Bellingham (asegurado con récord de puntos en la votación, en la que participaron periodistas representantes de 50 publicaciones especializadas de toda Europa), negó un hat trick de premios al Barcelona, luego que sus jugadores han alzado el reconocimiento en los dos años anteriores.

Creado inicialmente por el diario deportivo italiano Tuttosport en 2003, el premio Golden Boy es presentado anualmente al jugador menor de 21 años más destacado en la primera división de cualquier liga europea durante el año calendario.

En su edición inaugural de 2003, el reconocimiento recayó en el entonces mediocentro del Ajax Rafael van der Vaart. Desde entonces, el premio ha sido entregado a algunas de las figuras más importantes del balompié europeo y mundial, aunque muchos de los jugadores de primer nivel de este siglo no lo tienen en sus hojas de vida.

A continuación, presentamos un repaso a todos los ganadores anteriores del Golden Boy en orden cronológico, analizando si sus respectivas carreras profesionales cumplieron con la promesa que mostraban al inicio de sus trayectorias.

2003: Rafael van der Vaart, Ajax

El creador Van der Vaart fue designado como primer ganador de la historia del Golden Boy; a pesar de que las reiteradas lesiones limitaron sus minutos en el Ajax, el club de su infancia, y le perjudicaron en gran parte de su carrera. Luego, vistió las camisetas del Hamburgo, Real Madrid y Tottenham Hotspur. Asimismo, disputó 109 encuentros con la selección holandesa, incluyendo cinco apariciones en el Mundial de Sudáfrica 2010.

2004: Wayne Rooney, Everton/Manchester United

Rooney ya había pasado del Everton a Manchester United cuando fue galardonado con el Golden Boy a finales de 2004. Superó en el camino a su nuevo compañero Cristiano Ronaldo, gracias a sus actuaciones con el seleccionado de Inglaterra en la Eurocopa 2004. Rooney pasó los próximos 12 años militando con el United, dejando Old Trafford como máximo goleador histórico del club para volver a Goodinson Park. Después puso punto final a su carrera como jugador con breves paradas en DC United y Derby County, dos equipos en los cuales también ha laborado como técnico. Actualmente es entrenador del Birmingham City, que juega en el Championship inglés.

2005: Lionel Messi, Barcelona

Messi estaba en la cúspide de la grandeza cuando fue designado como Golden Boy en 2005. Como es del conocimiento de todos, el astro argentino se convirtió en talismán del Barcelona; alzando 33 trofeos, marcando 672 goles y ganando siete Balones de Oro en su ciclo en el Camp Nou, que terminó en 2021 con su marcha al Paris Saint-Germain. Lo cual está muy bien. El capitán de la albiceleste, que actualmente milita en el Inter Miami de la MLS, culminó su gloriosa trayectoria llevando a su seleccionado a alzar la gloria en el Mundial de Qatar 2022, lo que posteriormente le hizo merecedor de su octavo Balón de Oro.

2006: Cesc Fabregas, Arsenal

A pesar de que solo tenía 19 años en aquel momento, Fabregas ya era miembro fundamental del primer equipo del Arsenal, tres años después hacer su debut con el plantel absoluto y no tardar en demostrar que era digno sustituto de Patrick Vieira. Posteriormente, el español alzó títulos vistiendo las camisetas de Barcelona y Chelsea hasta vivir el ocaso de su carrera en el AS Monaco y eventualmente retirarse después de jugar con el Como 1907 de la Serie B de Italia.

2007: Sergio Agüero, Atletico Madrid

Luego de irrumpir en el escenario como prolífico adolescente en Independiente y el Atlético de Madrid, el “Kun” fichó en 2011 por el Manchester City para ayudar a impulsar una nueva era de éxitos, ganando cinco títulos de Premier League y convertirse en el máximo goleador histórico del club en un lapso de 10 campañas. Después fichó por el Barcelona, hasta que una afección cardiaca no diagnosticada le obligó a retirarse prematuramente con apenas 33 años.

2008: Anderson, Manchester United

Anderson era uno de los mediocentros más cotizados del fútbol mundial cuando fue reconocido con el Golden Boy en 2008 tras ganar la Champions League en su temporada debut en el Manchester United. Lamentablemente, la trayectoria del brasileño se desaceleró rápidamente y no pudo cumplir con la promesa que mostró en sus inicios; vistiendo las camisetas de la Fiorentina, Internacional, Curitiba y el Adana Demirspor de Turquía hasta retirarse a los 31 años.

2009: Alexandre Pato, AC Milan

Otro caso clásico de “lo que pudo haber sido” si las incesantes lesiones no hubieran arruinado la carrera de un talentoso y ágil artillero que arrancó a toda velocidad con Internacional y AC Milan. Pato (que actualmente tiene 33 años) ha fichado por Corinthians, Chelsea, Villarreal y su actual club Orlando City, pero nunca ha estado cerca de recuperar la magia de sus primeros años de carrera.

2010: Mario Balotelli, Inter Milan/Manchester City

Balotelli alzó el Golden Boy en 2010, poco después de llegar al Manchester City proveniente del Inter de Milán. El delantero, tristemente célebre por su exceso de autoestima, aceptó el premio con su característica elegancia y humildad: fingiendo que nunca había oído hablar de Jack Wilshere (que quedó segundo en la votación) y menospreciando a todos los que habían ganado el reconocimiento antes que él: Todos los demás [ganadores] están detrás de mí. Estoy encantado de ganar el premio, pero ¿quién debería haberlo ganado sino yo?” Balotelli ha pasado por ocho clubes en los últimos 10 años, con una carrera fugaz desde su salida del City y breves paradas vistiendo las camisetas del AC Milan, Liverpool, Niza, Marsella, Brescia, Monza, Adana Demirspor y FC Sion. Al momento de redactar la presente nota, el siciliano está nuevamente en Turquía con el Adana Demirspor.

2011: Mario Götze, Borussia Dortmund

Otro ex Golden Boy que ha visto cómo su floreciente carrera se ha apagado como consecuencia de las molestias físicas. Götze sufrió un estancamiento en sus progresos como futbolista tras asegurar un fichaje cuantioso por el Bayern Munich en 2013. Su regreso al Dortmund no ha sido el revulsivo que buscaba y le siguieron etapas para el olvido en el PSV Eindhoven y Eintracht Frankfurt. Sin embargo, marcó el gol de la victoria de Alemania en el Mundial de Brasil 2014, por lo que no todo ha sido malo.

2012: Isco, Málaga

Isco Alarcón se hizo con el Golden Boy en 2012 después de cautivar a toda España con su intrincado juego de pies, regates laberínticos y creatividad ingeniosa con el Málaga en la temporada en la que clasificaron a cuartos de final de la Champions al mando de Manuel Pellegrini. Posteriormente, fichó por el Real Madrid por €30 millones y pasó nueve temporadas acaparando trofeos en el Santiago Bernabéu hasta marcharse al Sevilla. Actualmente, juega para el rival de patio de los sevillistas: el Real Betis.

2013: Paul Pogba, Juventus

Pogba alzó el trofeo en su primera temporada tras su salida del Manchester United en busca de minutos en un plantel absoluto con la Juventus. Marco cinco goles durante la segunda mitad de la campaña 2012-13, en la que los Bianconeri se hicieron con el título de Serie A. Le siguió un regreso de hijo pródigo a Old Trafford en 2016, pero el mediocampista francés no logró convencer a la hinchada de que valió la pena pagar los €105 millones de su pase para asegurar su retorno. Seis temporadas frustrantemente irregulares fueron y vinieron con el United hasta que se le permitió a Pogba volver a la Juve en 2022 con un traspaso gratuito. Las lesiones le han limitado a una pequeña cantidad de apariciones en Italia, donde actualmente es objeto de una suspensión provisional luego de dar positivo por testosterona.

2014: Raheem Sterling, Liverpool

A sus 20 años, Sterling era un chico de rostro lozano cuando fue galardonado como mejor futbolista joven de Europa, tras haber demostrado su calidad en el Liverpool con su vertiginoso juego por las bandas, que casi les ayudó a terminar su larga espera por un título de liga. Un jugoso traspaso al Manchester City por £49 millones llevó al delantero a alzar cinco títulos de Premier League en siete temporadas hasta su fichaje por el Chelsea en julio pasado por un monto similar.

2015: Anthony Martial, Mónaco/Manchester United

Martial disfrutaba de un arranque de carrera meteórico cuando el Manchester United decidió convertirlo en el adolescente más costoso de todos los tiempos, pagando al Mónaco la cantidad inicial de £39 millones a pesar de que el joven de 19 años solo tenía 14 apariciones en el fútbol de mayores en aquel momento. Posteriormente, Martial convirtió un gol espectacular contra el Liverpool en su debut con el United y pocos meses después ganó el Golden Boy. Sin embargo, no ha logrado tener demostraciones similares con regularidad y se ha convertido en una figura periférica en Old Trafford.

2016: Renato Sanches, Benfica/Bayern Munich

Sanches se había consolidado como una figura imperdible cuando alzó el Golden Boy en 2016, gracias a su surgimiento como motor del mediocampo del seleccionado portugués que ganó la Eurocopa. Sin embargo, su pase al Bayern Múnich por €35 millones (con €45 adicionales en bonus) no tardó en convertirse en un fracaso, siendo el inicio de un periodo nómada que incluye su cesión al Swansea City. Sin embargo, Sanches reconstruyó su carrera en el Lille, ayudándoles a superar al París Saint-Germain en la lucha por el título de la Ligue 1, antes de hacer el inevitable pase al PSG en el mercado veraniego.

2017: Kylian Mbappé, Mónaco/Paris Saint-Germain

Mbappé arrancó con el pie derecho en el Mónaco, siendo la figura más brillante del plantel que clasificó a semifinales de Champions League hasta que su cesión de una temporada al PSG le llevó a ascender al próximo nivel, alzando el Golden Boy en la campaña previa a su traspaso permanente al club capitalino por €180 millones. Desde entonces, el delantero de 24 años se ha consolidado como legítima superestrella del fútbol, marcando toneladas de goles con club y selección, incluyendo su hat trick en la final de Qatar 2022. Formó parte de una de las delanteras más laureadas de la historia, jugando en el PSG junto a Messi y Neymar (que no figura en la presente lista, como seguramente habrán notado). A pesar de la partida de ambos astros, la carrera de Mbappé con su club sigue caracterizándose por su dominio a nivel doméstico y constantes frustraciones en Europa.

2018: Matthijs de Ligt, Ajax

El galardón para De Ligt llegó en medio de la temporada en la que se transformó de un prometedor central en el Ajax a una superestrella de pleno derecho valorada en €75 millones, cortesía de la generosa chequera de la Juventus. A pesar de su tierna edad, el zaguero holandés condujo con madurez al Ajax hasta llegar a semifinales de Champions. Actualmente, De Ligt es jugador del Bayern Múnich tras haber dado el salto a Alemania en el verano de 2022 por €77 millones.

2019: João Félix, Benfica/Atlético Madrid

Joao Félix era considerado como el nuevo Cristiano cuando se llevó el Golden Boy en 2019, en un momento en el que lo tenía todo para convertirse en la próxima gran figura del Atleti cuando los colchoneros pagaron €126 millones por su ficha. Sin embargo, su trayectoria no pudo seguir el paso a las fenomenales expectativas, y su ruptura con el técnico Diego “Cholo” Simeone lo llevó a partir del Metropolitano, jugando en condición de cedido; primero con el Chelsea y ahora viste la camiseta del Barcelona.

2020: Erling Haaland, Borussia Dortmund

Tras ser superado por Joao en 2019, Haaland mantuvo su asalto goleador contra las grandes defensas de Europa, siendo coronado Golden Boy en 2020 durante su paso por el Dortmund, equipo con el que promedió un tanto por encuentro. El potente noruego ahora viste la camiseta del Manchester City tras su fichaje por €60 millones, donde ha mantenido su incansable sed de goles, pulverizando récords en Inglaterra y Europa, mientras ha ayudado al City a alzar el triplete (Premier League, FA Cup y Champions League) en su primera campaña con el plantel de Pep Guardiola.

2021: Pedri, Barcelona

Técnicamente dotado y hábil en espacios reducidos, Pedri ha sido considerado como sucesor natural de Andrés Iniesta. El joven volante disputó la sorprendente cantidad de 75 encuentros con club y selección en el año de su debut con el Barça, y fue figura del combinado nacional español que llegó a semifinales de la Eurocopa, lo que le hizo merecedor del Golden Boy. Sin embargo, todo parece indicar que esa incesante carga de trabajo parece haberle pasado factura, ya que ha pasado gran parte de las últimas dos campañas recuperándose de sendas lesiones.

2022: Gavi, Barcelona

Gavi tomó el testigo de su compañero Pedri, irrumpiendo en escena durante el torneo 2021-22 e inmediatamente se convirtió en fija de su equipo. El mediocampista ha hecho lo mismo con su selección: sorprendió debutando en semifinales de la UEFA Nations League a pesar de solo haber jugado siete partidos con el plantel absoluto. Gavi alzó el Golden Boy 2022 pocos días después de hacerse con el Trofeo Kopa al mejor futbolista joven de Europa en la gala del Balón de Oro, y todo parecía indicar que no había nada que pudiera detenerle. Desafortunadamente, el mediocampista andaluz también ha caído ante el fantasma de las lesiones. Es probable que se pierda el resto de la temporada 2023-24 y la Eurocopa del próximo verano tras desgarrarse un ligamento cruzado anterior el mes pasado.