Andrea Pirlo revela que firmó un contrato con Real Madrid en 2006

play
¿Quién es mejor: Joao Félix en buena forma, Jude Bellingham o Antoine Griezmann? (4:55)

Carolina Guillén planteó la discusión y Rodrigo Fáez con Moisés Llorens se sacaron chispas discutiendo. (4:55)

El italiano, campeón del mundo en 2006, desveló también que el Barcelona se interesó por su fichaje años más tarde


El italiano Andrea Pirlo, actual entrenador del Sampdoria, desveló que firmó un contrato con el Real Madrid en 2006, pero que volvió a firmar con el AC Milan cuando supo que el equipo italiano no sería sancionado con un descenso a la Serie B por el conocido 'Calciopoli'.

El 'Calciopoli', el mayor escándalo deportivo en el fútbol italiano, un entramado de amaños de partidos a través de la manipulación de los sorteos arbitrales y otras presiones que adulteraron la competición italiana, a punto estuvo de provocar el fichaje de Pirlo por el Real Madrid en 2006.

"Después del 'Calciopoli' acabábamos de ganar el Mundial y no sabíamos cómo se reanudaría el fútbol italiano. Ya había firmado el contrato con el Real Madrid, pero luego el Milán se mantuvo en Serie A y Liga de Campeones y entonces firmé con los rossoneri", reconoció en una entrevista con Radio TV Serie A.

El italiano, campeón del mundo en 2006, desveló también que el Barcelona se interesó por su fichaje años más tarde.

"Durante el Trofeo Joan Gamper me llamó Guardiola a su despacho porque me quería en el Barcelona. Al mismo tiempo, también iba tomando forma la idea y la posibilidad de que Ibraihimovic viniera a Milán. Al final llegó Ibra y yo me quedé también", explicó.

Ahora lucha como entrenador por evitar el descenso a Serie C, pero en su día entrenó al Juventus y al portugués Cristiano Ronaldo.

"Entrenar a la 'Juve' fue una experiencia hermosa. Fue un viaje con un equipo joven y nuevo; no me arrepiento. Entrenar a Cristiano Ronaldo te hace entender cómo se convierte en el número uno del mundo. Es un profesional ejemplar en todo: desde la alimentación, hasta la recuperación, hasta el propio entrenamiento", apuntó.

Pirlo jugó en tres equipos con rivalidades históricas entre ellos: Inter, Milan y Juventus; pero el de pequeño era aficionado del Inter.

"Cuando era niño era un gran aficionado del Inter; mi padre me llevaba de vacaciones a Viareggio y cuando el Inter estaba en su campo de entrenamiento en esa zona, me acercaba para pedir autógrafos. Pero cuando te conviertes en profesional, ya no es lo mismo", explicó.

Su gran herida es la final de Liga de Campeones de Estambul, cuando el Milan se marchó al descanso ganando 3-0 y acabó perdiendo ante el Liverpool. Tanto que se planteó dejarlo.

"Con el Milan lo gané todo, pero la mejor victoria fue la primera 'Champions'. La herida de la final de Estambul es difícil de curar. Incluso pensé en dejarlo. Mi aventura con el Milán no terminó como lo soñé, esperaba poder quedarme y seguir siendo útil, pero en ese período había una política por la cual a los mayores de 30 años sólo se les ofrecía un contrato de un año", dijo.

"Y después elegí al Juventus. Fue una venganza para mí. Tenía muchas ganas de demostrar a todos que todavía era un jugador capaz de jugar a un alto nivel y gané 4 ligas y llegamos a una final de la Liga de Campeones. Antonio Conte fue un gran maestro de fútbol", apuntó.