Digne se gana la confianza y amenaza al indiscutible Alba

BARCELONA -- Aquejado de molestias musculares primero y estomacales después, Jordi Alba permanece inédito desde que comenzó la pretemporada del Barcelona... Y a su alrededor comienzan a crecer las especulaciones.

Dudas por cuanto su ausencia no ha venido acompañada por ningún parte médico desde el club azulgrana y, también, por la excelente impresión que ha dejado Lucas Digne, tanto en el Gamper frente a la Sampdoria como en la ida de la Supercopa frente al Sevilla, donde sustituyó al lesionado Mathieu.

Fichaje recibido con indiscutible controversia, el joven lateral francés ha sorprendido tanto por su disciplina táctica como por su excelente tono físico y atrevimiento en el césped, convirtiéndose sin que nadie lo esperase en un perfecto secundario y ayudante en el trabajo de los centrocampistas que ha sido tan apreciado por el entrenador como bien recibido en el vestuario.

Luis Enrique ha mantenido casi intocable desde su llegada a Jordi Alba en la titularidad como lateral zurdo a pesar de que el rendimiento del futbolista catalán la pasada temporada evidenció un descenso respecto al pasado. La falta de competencia le favoreció... Hasta este verano.

MATHIEU SE DESCARTA Si la pasada campaña ya quedó claro que Mathieu se apartaba de la zona, la lesión que sufrió en Sevilla, y que le mantendrá apartado de los terrenos de juego durante tres semanas, le deja fuera de cualquier pelea, quedando ésta entre Alba y Digne.

Peligrosamente propenso a las lesiones, Mathieu sufre una rotura del bíceps femoral distal de la pierna derecha que le apartará de los campos hasta septiembre y que coloca la rivalidad entre los dos laterales fijos en el plano.

A la espera de conocer si Alba estará en condiciones de ser citado por el entrenador para el partido del miércoles, alrededor del Camp Nou crece la sensación que Digne se ha ganado la confianza de Luis Enrique y el favor de una hinchada que se sorprendió por su buen desempeño en los dos partidos que disputó.

Y es que en un equipo titular poco menos que intocable, la inclusión de cualquier novedad se convierte en una noticia evidente.