Barcelona, a vencer al Málaga y esperar el Derbi

Getty Images

BARCELONA -- Barcelona-Málaga… Y Alcácer-Sandro. La visita del Málaga al Camp Nou, donde ganó por última vez hace dos temporadas, llega protagonizada por la titularidad de Paco Alcácer, que ocupara la plaza del sancionado Suárez, y el regreso a Barcelona de Sandro, a quien el club azulgrana concedió la baja al acabar la pasada temporada.

“Mañana jugará de inicio” afirmó, sorprendente, Luis Enrique, al ser preguntado por Alcácer, rompiendo su norma de “no dar pistas” al rival y ofreciéndole toda la confianza al delantero valenciano, quien todavía no ha marcado ningún gol como jugador del Barça.

“Es una gran oportunidad para él y estoy convencido que hará un gran trabajo”, sintetizó el técnico, restándole presión en cuanto a su sequía goleadora: “Su objetivo no es marcar goles, sino que gane el equipo”.

La realidad, sin embargo, muestra que Alcácer ha encajado con más dificultades de las esperadas en el campeón de Liga. Después de 321 minutos repartidos en ocho partidos apenas contabiliza un remate al palo y ha provocado que las dudas crezcan alrededor del Barcelona, que podría cerrar el sábado como líder dependiendo del resultado en el derbi de Madrid.

“Primero tenemos que ganar nosotros. Si ganamos, seguro que veré el partido”, convino Luis Enrique al ser preguntado por el choque madrileño, pero poniendo en el plano la trascendencia del choque frente a un Málaga que ha ganado tres de sus últimos cinco partidos de Liga y cuyo crecimiento en la Liga ha sido constante después de sumar apenas dos puntos de los primeros doce.

En ese Málaga destaca la figura de Sandro Ramírez, delantero de 21 años y que después de siete en el club azulgrana recibió la baja al concluir la pasada semana. “Nunca hablaré mal del Barcelona. Al contrario, siempre le estaré agradecido”, sentenció el jugador canario cuando esta semana se le preguntó si el partido del Camp Nou sería para él una suerte de reivindicación por la forma en que dejó el club.

Las comparaciones, odiosas pero inevitables, muestran que en Málaga Sandro sí ha encajado a la perfección y que, con el paso de las semanas, su rendimiento ha ido a mejor. Autor de cinco goles en la Liga, ha marcado en los tres últimos partidos frente a Leganés, Atlético y Sporting, convirtiéndose en una de las piezas principales para Juande Ramos.

“No hay que tomarlo como un cara a cara”, se explica desde el vestuario azulgrana, donde el apoyo a Alcácer es tan absoluto como positivo es el recuerdo que se tiene de Sandro.

Pero es indudable que un partido que Luis Enrique avisó “muy difícil” tendrá en este pulso a una de las noticias destacadas.