Isco se une a plaga de lesiones en Real Madrid

MADRID -- Zinedine Zidane tiene ante sí un nuevo rompecabezas para preparar la visita del Real Madrid al Villarreal del próximo domingo después de conocer que Isco Alarcón podría estar unas tres semanas de baja debido a una nueva lesión muscular en la plantilla blanca.

“Tras las pruebas realizadas hoy a nuestro jugador Isco por los Servicios Médicos del Real Madrid se le ha diagnosticado una lesión muscular en el bíceps femoral derecho”, confirmó el club blanco en un comunicado oficial.

Aunque el parte emitido por el club añadía que el periodo de baja está “pendiente de evolución” varias fuentes consultadas por ESPN FC admiten que el malagueño podría estar alrededor de tres semanas fuera de los terrenos de juego. Isco se perdería seguro el partido ante el Villarreal del domingo y tampoco estaría disponible para el seleccionador Robert Moreno de cara a los compromisos que la selección española disputará ante Rumania e Islas Feroe el 5 y el 8 de septiembre.

En el mejor de los casos, el español podría regresar a tiempo para jugar contra el Levante UD el próximo día 14 de septiembre, pero fuentes del club prefieren ser cautos con el malagueño debido a su reincidencia y prefieren “no forzar”.

La lesión del español llega dos días después de que James también se sumase a una enfermería en la que también están en la actualidad Eden Hazard, Marco Asensio y Brahim Díaz.

Zidane tendrá así que recomponer su once una vez más ya que James e Isco fueron titulares en su centro del campo durante el empate ante el Valladolid del pasado fin de semana.

La lesión de Isco es la última de una larga lista que ha tenido el Real Madrid en las últimas semanas. No obstante, Jovic, Rodrygo, Mariano, Courtois y Mendy también han tenido que pasar por la enfermería desde el comienzo de la pretemporada.

Fuentes del club admiten a ESPN FC “cierta preocupación” ante la plaga de lesiones, aunque no las relacionan directamente con la llegada del nuevo preparador físico, Gregory Dupont, que llegó este verano de la selección francesa para sustituir a Pintus, fichaje estrella del Inter de Milán.