Zidane, optimista, pese a que aumenta la presión

play
¿Revirtió la situación? Zidane se deshizo en elogios para James (0:49)

El cucuteño tuvo un gran partido ante el Levante y el francés se lo reconoció en conferencia de prensa. (0:49)

MADRID -- El Real Madrid sigue confiando en Zinedine Zidane para reconducir la difícil situación del equipo, pero la presión aumenta en torno al francés tras la debacle de París y varias fuentes comentan a ESPN FC que los siguientes compromisos del equipo pueden ser claves para el futuro de un Zidane que, a pesar de todo, se muestra “optimista”.

El año para Zidane está siendo más duro de lo que él mismo pensaba. Tras coger el equipo a mitad de la temporada pasada con el objetivo de empezar un nuevo proyecto a su imagen y semejanza, la realidad es bien distinta. Y bien cruel, ya que fuentes del entorno del club, tras la debacle de Paris, admiten a ESPN FC que “hay una plantilla buenísima que no se está aprovechando”.

Las voces desde varios estamentos del club empiezan a apuntar a Zidane como causante de la actual situación del Real Madrid. Sin embargo, el entrenador sigue a lo suyo, completamente ajeno a la presión y trabajando en silencio. Fuentes cercanas al francés comentan a ESPN FC que está “preocupado con la forma de defender del equipo”, algo de lo que no sólo culpa a la línea defensiva. También le importuna “la falta de recambios para Casemiro”, así como sigue echando en falta a su principal petición del mercado de verano, Paul Pogba. Según estas mismas fuentes, Zidane se ve “optimista”, a pesar de que las promesas que se le hicieron en su día “apenas se han cumplido”.

El conjunto blanco ha recibido nueve goles en cinco encuentros en todas las competiciones, pero también ha tenido que enfrentar numerosas bajas desde el arranque de la temporada.

Y es que, tras seis fichajes y la vuelta de James, la “vieja guardia” sigue siendo la base de un equipo cuyo rendimiento está en duda y que ha puesto el futuro del entrenador en un interrogante que puede volverse en su contra con los compromisos de la próxima semana.

El calendario más inmediato para el Real Madrid es complicado: este domingo viaja a casa del líder, el Sevilla FC, mientras que el próximo sábado lo hará al Metropolitano para medirse al Atlético de Madrid. Entre medias recibirá a un CA Osasuna que, fuera de casa, es un rival muy correoso. De ahí que muchas voces en el club estén pendientes del rendimiento de un equipo preparado “para todo” y que “no está teniendo la actitud prevista”, en clara referencia a la plantilla, según apuntan desde otro sector del Real Madrid.

Los propios jugadores siguen confiando en Zidane. Varias fuentes han desvelado a ESPN FC que una parte muy importante del vestuario no ve a su técnico “como antes”, pero mantienen su fe en el francés ya que hay un temor muy extendido en la plantilla ante los posibles recambios, que irían desde la vuelta de José Mourinho, el mejor colocado, hasta Massimiliano Allegri, que ya fue objetivo hace un año, pasando por un recambio de la casa como Raúl González o el tapado Aitor Karanka.