Valverde no encuentra explicaciones

El técnico reconoce que hay preocupación por la forma en que se ve al club fuera de casa. EFE

Alejado de cualquier discurso revolucionario y sin mostrar una imagen enfadada que podría esperarse de un entrenador que acaba de ver a su equipo hacer el ridículo, Ernesto Valverde recibió la (Ridículo del Barcelona en Granada) derrota en Granada con una extraña parsimonia y un inexplicable conformismo. “No hemos estado bien” solventó el entrenador del Barcelona, sin transmitir ninguna clase de rebelión a lo sucedido.

“Me preocupa (la derrota) porque fuera de casa no sacamos buenos resultados y cuando eso no ocurre en un partido esperas al siguiente… Pero cuando ocurre en cuatro pues ya es preocupante” convino Valverde, de entrada y en una, otra, rueda de prensa muy breve de la que apenas pudo sacarse una conclusión positiva pensando en el futuro inmediato.

“No hemos estado bien. Si en casa estamos bien, es verdad que fuera no. No traducimos el dominio en situaciones de gol” resumió en una frase ya conocida, no sorprendente y que se tradujo en otro argumento extraño. “No es ninguna excusa que el rival se haya adelantado a las primeras de cambio, pero nos ha costado mucho. Lo hemos intentado pero sin suerte” repitió antes de exigir sin demasiado convencimiento “contundencia” a sus futbolistas.

“Nos falta contundencia en la zona de finalización, en el último tercio del campo. Hoy salimos bien de la presión con Frenkie suelto… Pero después no definíamos la jugada. Puedes jugar cerca del área del rival pero si luego no concretamos no sacas el resultado” significó Valverde antes de, simplemente, afirmar que “intentaremos mejorar”.

“Me hago responsable de lo que ocurre” reconoció cuando se le preguntó si estaba enfadado por la imagen del equipo. “¿Enfadado?... Está claro que los actores son los jugadores pero al final me siento responsable” sintetizó antes de lanzar una frase providencial: “Puedes perder, pero cuando pierdes puedes merecer ganar… Y hoy no lo hemos merecido”.

“Los rivales nos están acertando bastante” admitió, fríamente, cuando se le inquirió que el Barça es, hoy, el equipo más goleado de Primera División, lo que recibió como “un dato que no es muy bueno para nosotros”… Pero sin dar a conocer una explicación mínimamente lógica a la situación por la que pasa su equipo.