Diego Lainez y Chicharito potencializan comunicación de redes de la LaLiga

Getty Images

MÉXICO -- "Ya llegamos pu***", "Metan a Lainez", "Metan a Herrera" y "Chicharito" son las tendencias en Twitter cada vez que Diego Lainez, Héctor Herrera y Javier Hernández tienen algún juego en la Liga de España con sus respectivos equipos

El apoyo de los aficionados mexicanos no es menor en redes sociales, y como buenos amantes del futbol, se manifiestan de forma peculiar en las distintas plataformas.

Nuno Pérez-Pla, presidente de la oficina de LaLiga para México y el Caribe, relató a ESPN Digital lo importante que es el mercado azteca para el balompié español, el cual vendió sus derechos de transmisión por 4 mil 485 millones de euros hasta la temporada 2024 a MediaPro para su distribución internacional.

"El mexicano consume mucho contenido digital. Son muy aficionados a seguir a todos los equipos donde hay redes sociales. Interactúan mucho y son muy activos. La llegada de mexicanos hace que se incremente más el interés por los equipos y jugadores y repercute en el crecimiento de la liga", dijo Pérez-Plá, quien está convencido del crecimiento de los mexicanos en el país ibérico.

El fenómeno mexicano en redes sociales, como lo catalogó José Antonio Peinado, director de contenidos del Real Betis, fue alucinante para el club con sede en Sevilla, pues no vislumbraron la magnitud de crecimiento en sus cuentas gracias a los aficionados aztecas. Incluso, el mercado de nuestro país le gana al de potencias mundiales.

"México está en el top-3 sorprendentemente. En países como Reino Unido, con una cultura futbolística enorme y que no tienen la población de México, es mucho mayor la afición al futbol, pero México le gana a Reino Unido o Francia. México está en lo alto y es que el mexicano comenta cada publicación y potencian los números, porque en Estados Unidos hay un grupo nutrido de mexicanos", confesó a este portal.

La llegada de más mexicanos a la Liga Santander abrió una puerta para que los clubes modifiquen su comunicación hacia un país que está en otro continente y que tiene una forma específica de ser.

Sin embargo, con cinco mexicanos en el país jugando al máximo nivel y más de 120 millones potenciales clientes, las organizaciones comenzaron a buscar medidas para que el mercado mexicano y el mexicoamericano, refiriéndose a los paisanos en Estados Unidos, tengan un papel de protagonismo en redes sociales.

"Lo que busca LaLiga es un crecimiento a nivel conjunto de la comunicación de los clubes. No te puedo precisar con otros clubes porque apenas vamos a tener un encuentro para ver cómo se trata en cada club. Depende mucho la relación con el futbolista, pues depende mucho lo que ha conseguido el jugador porque tenemos la fortuna de tener al capitán de la Selección Mexicana y al jugador que lo ven como el futuro", señaló.

"Los clubes también saben del producto de marketing que han traído. También nosotros seguimos a otros clubes, por ejemplo, el Atlético de Madrid es un club más formal y menos desenfadado en su comunicación, pero a raíz de la llegada de Herrera ha optado por otra vía para llegar a los mexicanos, no ha llegado a los memes, pero ya usa fotos para los mexicanos y es una locura también. Cuando marcó Herrera en Champions quintuplicaban las interacciones a lo que conseguían con otra publicación normal", confesó Peinado.

En el caso del Betis, los memes fueron una cosa única, pues no entendieron al principio la forma en cómo se expresó el mercado mexicano de este lado del globo terráqueo, sino que también lo vieron como algo inusual pese a ser un fenómeno global.

"Nos quedamos petrificados porque después de un usuario o dos te diría que es típico de México, pero no sé cómo describirlo porque es maravilloso. Hay un lema conocido que identifica al club que es ‘viva el betismo aunque pierda’ y somos de la opinión que hay que desdramatizarlo un poco (el futbol) porque con una derrota no puede ser el fin del mundo. Cuando entiendes eso, entiendes los memes, las burlas y el humor", dijo.

"Hay que saber apreciar cada momento y lo tomamos con mucha alegría. Incluso lo usamos para la interacción con el público mexicano y cuando llegó Herrera al Atlético de Madrid advirtiéndoles de lo que les esperaba. También en la semifinal de la Copa del Rey usamos el meme y pusimos que ‘ya llegamos a semis, putos’ para que el mexicano lo entienda. Debemos mejorar mucho en el vocabulario mexicano porque hay palabras que no entendemos, pero ahí vamos en el camino", expresó.

Incluso, en nuestra propia Liga MX, el futbol cambió su comunicación en las redes. Entre los clubes que dejaron de ser tan rectos en la forma de transmitir las emociones a los aficionados son Pachuca, León y Puebla, pioneros en cambiar la forma de interacción.

Fernando Riviello, gerente de innovación del Club Puebla, aclaró que llegó el momento en el que el aficionado mexicano buscó una forma diferente de buscar contenido.

"Al aficionado mexicano le gusta reírse de la desgracia que el futbol mexicano le ofrece. Cuando la Liga lo permite, que es muy seguido, lo aprovecha. Está mucho en el ADN del mexicano. Las redes sociales fueron el caldo de cultivo perfecto para la relación futbol-humor”, dijo a ESPN Digital. "Hace un año y medio nosotros entendimos que internet no solo es compartir información, sino que se crea diversión y eso hicimos”, agregó.

Riviello confesó que fue un proceso complicado porque el aficionado nacional no lo esperaba y que la forma de trolear a otros clubes y jugadores fue clave, pese a que algunos se molestaran. Además, resaltó el respaldo de la parte deportiva, pues mantienen una total comunicación con ellos.

"Al principio el aficionado poblano no esperaba que eso fuera a ocurrir. De la nada aparecen estos tipos que hacen que se vuelva relevante la forma en la que se habla del Puebla y era mejor visto por la gente de Cruz Azul, Tigres, Chivas, hasta que les tocó a ellos. Cuando nos empezamos a llevar más con gente de otros clubes y que les pasaba que les pegáramos, dijimos perdón, pero no lo íbamos a dejar de hacer”, reconoció.

"Somos muy cercanos al departamento deportivo. Ellos entienden el espíritu de la cuenta y cómo manejamos las redes. Antes de hacer algo que parece un poco arriesgado, lo validamos para poder estar seguros que no vamos a herir una susceptibilidad. Después nos dicen los jugadores que le bajemos dos rayitas y la gente nos echa la culpa y les decimos que nosotros no tuiteamos", señaló-