El Barcelona paga 15 millones de euros por tanteo al Atlético

BARCELONA -- El Barcelona ha pagado 15 millones de euros al Atlético de Madrid para conseguir un derecho de tanteo sobre Saúl Ñiguez, José María Giménez y otros tres jóvenes de la cantera rojiblanca, pero fuentes de ambos equipos negaron a ESPN FC que el abono de esa cantidad tenga algo que ver con el traspaso de Antoine Griezmann.

El Barça fichó a Griezmann el 12 de julio por los 120 millones de euros que figuraban en su cláusula de rescisión desde el 1 de julio. El Atlético denunció al club catalán por, presuntamente, haber negociado con el internacional francés antes de esa fecha y le reclamó el pago de 80 millones extra ya que la cláusula del futbolista antes de julio era de 200 millones de euros.

La Real Federación Española de Futbol (RFEF) estudió el caso y en septiembre decidió multar al Barcelona con 300 euros porque, aunque admitía irregularidades en el traspaso, no encontró pruebas suficientes de que Griezmann hubiese firmado su contrato antes de desvincularse del equipo colchonero.

Entonces fuentes del Barcelona aseguraron a ESPN FC que iban a recurrir la multa ante el Comité de Apelación ya que consideran que no hicieron nada mal, que no hay pruebas fehacientes y que pagar los 300 euros sería admitir que no actuaron como correspondía.

Pero el lunes El Mundo aseguró que el Barcelona había acordado pagar 15 millones de euros al Atlético para cerrar de manera definitiva el caso y evitar que el club colchonero mostrara una serie de correos electrónicos que, supuestamente, prueban que el Barça negoció ilegalmente con Griezmann.

Además, el diario español añadía que como parte de ese acuerdo el Barcelona se aseguraba un derecho preferencial sobre Saúl, Giménez y otros tres futbolistas del Atlético de Madrid.

Fuentes del Barcelona y el Atlético han admitido a ESPN FC que el pasado septiembre el club catalán acordó el pago de 15 millones para conseguir un derecho de tanteo sobre dichos futbolistas, pero las dos partes dejan claro que el acuerdo no tiene nada que ver con el litigio que mantienen por Griezmann.

Otra fuente asegura que este tipo de operaciones son habituales entre clubes ya que un equipo como el Barcelona siempre trabaja para “tener controlados a los mejores futbolistas” y que los cinco jugadores del Atlético cumplen ese perfil.

El derecho de tanteo consiste en que, si el Atlético recibe una propuesta por uno de estos jugadores, debe comunicárselo de manera inmediata al Barça para darle opción de igualar la propuesta.

Ninguna de las fuentes consultadas quiso confirmar la identidad de los tres canteranos del Atlético involucrados en la operación pero sí que admitieron que se trata de futbolistas que son internacionales con las categorías inferiores de sus respectivos países.

Mientras tanto, se conoce que las cláusulas de rescisión de Saúl y Jiménez son de 150 y 120 millones respectivamente.

Hay que recordar que el interés del Barcelona por Saúl no es nuevo ya que en 2013 el equipo catalán ‘regaló’ a David Villa al Atlético de Madrid a cambio de tener un derecho preferencia sobre el internacional español, Koke y el lateral derecho Javier Manquillo. Dicho acuerdo ya caducó pero el Barça ha decidido renovar ahora su opción sobre Saúl para tenerlo controlado de cara al futuro.