La liga española se jugará a puerta cerrada durante dos jornadas por el coronavirus

play
Cornavirus condiciona el mundo del deporte (1:22)

Desde Asia, hasta Europa y Estados Unidos se han tenido que tomar medidas para evitar más contagios. (1:22)

BARCELONA -- La Liga española se jugará a puerta cerrada, de momento las dos próximas jornadas, como medida de prevención por la expansión del coronavirus.

La decisión fue tomada por la patronal, de acuerdo con el gobierno y tras analizar los informes del Ministerio de Sanidad, en colaboración con las consejerías autonómicas, y no se descartaría que, como continuación a esta medida, pudiera llegarse a suspender la competición “dependiendo de la evolución de la situación”, explicó a ESPN Deportes una fuente de la federación española, que fue informada del acuerdo entre LaLiga y el Gobierno de España.

La medida, que afecta a todo el deporte profesional, entrará en funcionamiento en el caso del fútbol este mismo martes, cuando se jugará sin aficionados el duelo atrasado de Primera División entre el Eibar y la Real Sociedad, siguiendo con el próximo viernes, día 13, en que el Real Madrid debe enfrentarse al Eibar en el Santiago Bernabéu y de la misma forma que ocurrirá en el partido de Segunda División entre el Racing de Santander y el Lugo.

El equipo merengue, de hecho, será el más perjudicado con el cierre de los estadios, ya que debe disputar dos encuentros consecutivos como local, el referido frente al Eibar y el de la jornada 29, el sábado 21 de marzo, contra el Valencia. Su máximo rival en la pelea por el título, el Barcelona, jugará sin público este próximo sábado en Mallorca y el domingo 22 en el Camp Nou ante el Leganés de Javier Aguirre.

LaLiga tomó la decisión, en la que trabajaba desde hace más de una semana, basándose en los informes del Ministerio de Sanidad, acompañados de las consejerías autonómicas, que aconsejan la celebración de eventos con gran afluencia de público. La patronal dirigida por Javier Tebas no descarta prolongar la medida de jugar sus partidos sin público, a la espera de cómo se desarrolle la crisis del coronavirus.

Así, la entidad estudia una posible reorganización en el final del campeonato liguero para sus últimas nueve jornadas (tras las dos especificadas de momento a puerta cerrada) y barajándose la opción de que tuviera que prolongarse la celebración de partidos sin aficionados en las gradas.

El plan en el que se trabaja valora incluso la posibilidad de que tuviera que suspenderse el torneo, buscándose fechas libres, escasas, para recuperar los encuentros que fueran suspendidos, que podrían disputarse entre semana, coincidiendo con las jornadas de competición europea.

Igualmente, y siguiendo la solicitud italiana, se trasladará a la UEFA la posibilidad de retrasar el inicio de la Eurocopa, que está fijada entre el 12 de junio y el 12 de julio en doce ciudades europeas (Londres, Bakú, Múnich, Roma, San Petersburgo, Amsterdam, Bilbao, Bucarest, Budapest, Copenhague, Dublín y Glasgow) y que, de momento, no se ha valorado suspender. El retraso de su comienzo se argumentaría en hallar fechas para acabar los campeonatos ligueros domésticos.