Messi seguirá en el Barcelona tras no hacer válida la cláusula de salida

play
100% entrega: Messi recuperó y fabricó un golazo (0:19)

El increíble sacrificio del 10 argentino en la práctica del Barcelona, con grito de gol incluido. (Fuente: TW/@FCBarcelona_es) (0:19)

BARCELONA -- Lionel Messi seguirá en el Barcelona, por lo menos, hasta el mes de junio de 2021. El crack argentino no hizo uso de la cláusula impuesta en el contrato que firmó en noviembre de 2017 y que le permitía abandonar el club azulgrana este año sin abonar ninguna penalización, siempre que lo comunicase oficialmente antes de acabar el mes de mayo, confirmaron a ESPN Deportes fuentes de la entidad azulgrana.

Superado el plazo temido y solventada la permanencia del capitán el Barça mantiene esa idea de presentarle una propuesta de ampliación sin fecha final, proponiéndole un contrato vitalicio para que sea azulgrana hasta su retirada.

La intención de Josep Maria Bartomeu es dejar finiquitado este asunto antes de que acabe su mandato en la presidencia, aunque la negociación con Jorge Messi, quien permanece en Argentina, no se iniciará de inmediato, esperándose a que la situación sanitaria, afectada por la pandemia del coronavirus, facilite los contactos directos.

Al comenzar esta temporada, en septiembre de 2019, se conoció que en ese último contrato acordado y cuya cláusula de rescisión estaba, está, fijada en 700 millones de euros, existía una cláusula especial, exigida por los asesores del futbolista, que le daba la oportunidad de acortar un año su compromiso y dejar el club, gratis, al finalizar el curso.

Para entonces, en las oficinas del club ya se llevaban varios meses analizando el futuro de Messi, entendiendo el presidente la necesidad de extender el compromiso del argentino más allá de 2021 en una negociación, todavía no iniciada, y cuyas líneas maestras serían similares a las que se acordaron en la última renovación de Andrés Iniesta, esto es un contrato indefinido.

A pesar de las polémicas que han envuelto al club durante los últimos meses y que provocaron que Messi mostrase su descontento públicamente primero respondiendo a unas declaraciones de Abidal y después en referencia a la rebaja impuesta por el club en los salarios de los jugadores por la pandemia del coronavirus, su lealtad al Barcelona siempre se ha entendido innegociable y el objetivo próximo en el Camp Nou es abordar esa nueva renovación que, de momento, seguirá aparcada hasta que la situación sanitaria se normalice.