Lionel Messi entrenó al margen en el regreso del Barcelona al Camp Nou

play
Alarma en Barcelona: ¿qué le pasa a Messi y por qué no se entrena? (0:46)

La Pulga está en duda para el regreso ante Mallorca el sábado 13 de junio por una molestia muscular. (Fuente:TW/@elchiringuitotv) (0:46)

BARCELONA -- El Barcelona volvió al Camp Nou, tres meses después de su último partido frente a la Real Sociedad y en el que fue su primer entrenamiento en el estadio, vacío para acostumbrarse a esta sensación en los partidos, con la presencia de Leo Messi en el césped, aunque el argentino, como ya se sabía, se ejercitó al margen de sus compañeros.

La otra cara de la moneda la protagonizó Luis Suárez, quien ya lleva dos semanas entrenando a pleno rendimiento con sus compañeros y que este sábado recibió el alta médica, por lo que su presencia en el partido de la próxima semana en Mallorca, tal y como avanzó ESPN Digital, está asegurada.

Messi, que sufre una contractura muscular en el cuádriceps de la pierna derecha, hizo trabajo específico, con ejercicios de movilidad, resistencia y sprint separado de la plantilla por tercera sesión consecutiva, esperándose que el lunes pudiera ya ejercitarse con el grupo aunque no fuera durante toda la sesión. A una semana de regresar a la competición, con el partido en Son Moix frente al Mallorca previsto para el sábado, en el Barça existe optimismo respecto a la presencia del capitán en el partido, entendiéndose que estará en perfectas condiciones.

La novedad de la sesión, más allá de haberse llevado a cabo en el Camp Nou, fue la decisión tomada por Quique Setién de disputar un partido en todo el terreno de juego, con 24 jugadores entre los que se encontraban ocho futbolistas del Barça B. La prohibición de celebrar partidos amistosos antes del regreso de la competición oficial provocó esta situación, siendo la primera vez desde que se volvió a los entrenamientos.

ALERTA Y PRECAUCIÓN
La de Messi, sin embargo, no fue la única ausencia en el trabajo colectivo de la plantilla azulgrana este sábado. Lesionado como está en canterano Monchu, tampoco se ejercitó con normalidad Ansu Fati, que ya no lo hizo el viernes, ni tampoco Nelson Semedo, aquejado de unas molestias en la rodilla que no siendo preocupantes, de entrada, si ocupan a los médicos del club, centrados como están en la precaución ante el intenso calendario que se le viene al equipo azulgrana a partir de la próxima semana.

Tomando como referencia a la Bundesliga, la primera competición que se reanudó tras el parón por el coronavirus, en el Camp Nou, como en el resto de club, se tiene muy presente el riesgo de que se multipliquen las lesiones musculares durante este rush final de temporada, con 11 partidos en apenas 38 días que obligará a un esfuerzo extra y con muy poco descanso.

En Alemania se produjeron hasta once lesiones durante la primera jornada, confirmándose que los dos meses de parón absoluto y el confiamiento pasa factura al físico de los jugadores, que deberán extremar los cuidados y el descanso. En el caso, sin ir más lejos, de Messi no es descartable que no complete alguno de los dos primeros partidos (sábado ante Mallorca y siguiente martes frente a Leganés) con el objetivo claro de minimizar los riesgos. Aunque no será el único.