El Barcelona está obligado a convocar el voto de censura para este fin de semana

play
Real Madrid, justo ganador del Clásico ante un Barcelona sin creatividad (2:41)

Mauricio Ymay analiza el triunfo merengue en Camp Nou, luego de caer a media semana en Champions League. (2:41)

BARCELONA -- La directiva del Barcelona está obligada a convocar este mismo martes el referéndum del voto de censura para llevarlo a cabo durante los días 1 y 2 de noviembre, después de la respuesta que recibió del gobierno de la Generalitat en el que le instó a su organización porque "no hay impedimentos jurídicos ni sanitarios" que eviten su celebración.

El Barcelona, explicaron fuentes del club a ESPN Deportes, estudiará el comunicado antes de tomar una determinación, estimando que le asiste la razón en su deseo de retrasar las fechas de votación a los días 15 y 16 de noviembre.

La directiva de Bartomeu debería reunirse con carácter de urgencia para anunciar oficialmente la convocatoria o en caso contrario presentar su dimisión, un escenario que el presidente, en su comparencencia del lunes ante los medios, descartó por entender que no es momento de dejar el club "en manos de una gestora". La respuesta del gobierno, sin embargo, siendo la esperada deja al presidente azulgrana en una posición de máxima debilidad y con los promotores de la moción de censura preparados para presentar una denuncia por incumplimiento de los estatutos del club.

En su misiva la Generalitat hace mención de la necesidad de incluir en el protocolo organizativo los requisitos propuestos por los departamentos de Salud e Interior, agrupados en el Procicat, el 21 de octubre. El contenido de la carta remitida por el gobierno al director general del club, Òscar Grau es el siguiente:

"Les informamos que el Govern de la Generalitat, representado por los Departamentos de Presidencia, Interior y Salud, reitera que no hay impedimientos jurídicos ni sanitarios para celebrar la votación del Voto de Censura, siempre y cuando se incluyan, en el protocolo organizativo del citado voto de censura, los requisitos que el grupo técnico del PROCICAT presentó al propio FC Barcelona en una reunión celebrada el pasado día 21 de octubre".

La respuesta se produce apenas 20 horas después de que el presidente Bartomeu defendiera la necesidad de aplazar por quince días el referéndum por cuestiones de organización y para descentralizar en 21 puntos los lugares de votación (13 en Cataluña, 7 en otros lugares de España y uno más en Andorra) para poder cumplir la normativa sanitaria impuesta por la crisis del coronavirus, una circunstancia que la Generalitat considera no debe impedir poder celebrarse, como marcan los estatutos del club, en las fechas previstas.

A partir de aquí Josep Maria Bartomeu, que no viajó a Turín acompañando al equipo de Koeman para el partido de Champions frente a la Juventus, debería convocar de urgencia a su junta directiva para fijar una postura definitiva.

De acuerdo con el escrito de la Generalitat, y para no incumplir los estatutos del club, estaría obligado a convocar la votación para los días 1 y 2 de noviembre hoy mismo. La otra opción, presentar la dimisión, fue valorada en la reunión del lunes pero el presidente la rechazó, logrando los apoyos necesarios y sospechándose, de entrada, que pueda volver a responder a la Generalitat incidiendo en que la actual situación de alarma sanitaria desaconseja la celebración del voto de censura.

Entre los servicios jurídicos del club se considera que la suspensión del voto de censura por causa mayor permitiría a la junta de Bartomeu mantenerse al frente de su dirección hasta que la crisis del covid-19 remitiese y se recuperase la normalidad.