El Barcelona se resigna a no competir en el mercado por los grandes fichajes

play
Adiós Diego: La tristeza de Messi en el minuto de silencio de Barcelona (0:58)

El club Culé le rindió homenaje a Maradona antes de comenzar el entrenamiento del día. (0:58)

BARCELONA -- El Barcelona es consciente de que no podrá competir en el mercado de verano con los grandes clubes de Europa debido a su delicadísima situación económica, distintas fuentes confirmaron a ESPN.

El club catalán tendrá un nuevo presidente el próximo 24 de enero pero esta vez no se espera que los candidatos intenten convencer a los aficionados con grandes nombres como ocurrió en el pasado.

De hecho, Joan Laporta ganó las elecciones en 2003 después de anunciar un acuerdo con el Manchester United por David Beckham.

El propio Laporta, que acabó entonces fichando a Ronaldinho, será también uno de los favoritos a ganar las próximas elecciones pero distintas fuentes cuentan a ESPN que, en esta ocasión, será difícil que el expresidente o cualquier otro de los candidatos hagan grandes promesas de fichajes debido a los problemas financieros que atraviesa el club catalán.

Aún así, Emili Rousaud, ex directivo y ahora precandidato a la presidencia, anunció que ya habló con el entorno de Neymar para tratar de contratarlo siempre y cuando retire la demanda que tiene interpuesta al Barcelona desde hace tiempo y que a su vez tendría también en cartera a otro jugador de nivel por si fuera elegido presidente. Fuentes reconocieron a ESPN que esa posibilidad se presume muy complicada.

El Barcelona intentó fichar a Lautaro Martinez el pasado verano y antes de la llegada del coronavirus también tanteó incluso la posibilidad de recuperar a Neymar. Sin embargo, el club tuvo que renunciar a ambos objetivos y fuentes cercanas entienden que el próximo verano tampoco podrán hacer ningún esfuerzo económico pese a la llegada de un nuevo presidente.

De esta forma, la dirección deportiva dirigida por Ramón Planes trabaja ahora en la búsqueda de futbolistas de bajo coste a la espera de que el futuro presidente decida su política de fichajes.

En este sentido, saben que no podrán entrar en guerras con los grandes clubes europeos y buscan futbolistas que acaben contrato a final de la presente temporada o jóvenes valores que no supongan un gran dispendio para la entidad.

Eric García, central del Manchester City, cumple ambos requisitos y volverá a ser un objetivo ya que las prioridades son reforzar la posición de central y la del delantero centro. No obstante, está todavía por ver si el Barcelona intenta convencer al club inglés con una nueva oferta en el mercado de invierno o si espera hasta el verano para conseguir su contratación a coste cero.

Desde que comenzó la pandemia de COVID-19, los ingresos el Barcelona cayeron de manera alarmante. El club anunció unas pérdidas de 97 millones de euros para la temporada 2019-20 en octubre y confirmó que su deuda total se ha duplicado hasta los 488 millones de euros.

Las últimas cuentas revelaron unos ingresos totales de 855 millones de euros frente a los 1,059 millones de euros que se habían proyectado como presupuesto para la presente temporada de no haber llegado la pandemia.