El golazo de Luis Suárez no bastó para evitar la derrota del Granada ante el Celta de Murillo

El Celta de Vigo de Jeison Murillo recibió en casa al Granada de Luis Suárez y el juego terminó a favor del club del defensor que ganó 3-1 en un entretenido encuentro. El duelo empezó con mucho ímpetu por parte el local que es dirigido por el argentino Eduardo Coudet. Fiel al estilo de su entrenador el equipo Celeste salió a presionar y era el que hacía todo por abrir el marcador, pero entonces aparecería el delantero colombiano Luis Suárez.

Primero los dos colombianos se midieron en un duelo en el que Murillo se llevó la amarilla. El defensor le entró con todo a Suárez al minuto 21’, el atacante casi deja el campo por el dolor pero pudo mantenerse y apenas al 24’ obtuvo su recompensa.

Suárez picó en punta y Luis Milla, que aprovechó un error en salida del Celta, le envió un pase en largo, para que el delantero que recientemente se vistió con los colores de la Selección Colombia, controlara y direccionara con su cabeza y luego definiera con muchísima calidad, picándole el balón al portero Blanco.

La alegría para la visita duró poco, pues al minuto 27’ apareció Nolito y la mandó a guardar luego de una buena jugada colectiva.

Murillo no tuvo grandes complicaciones en defensa y siempre estuvo presente en la pelota quieta ofensiva buscando el cabezazo. Al minuto 60’ Luis Suarez dejó el terreno de juego y en su lugar entró Roberto Soldado. El atacante de Granada además del gol se le vio con sacrificio tirándose atrás intentando crear fútbol colectivo y mandándose a las bandas para enviar centros al área.

Cuando se pensaba que el juego terminaría empatado a pesar del dominio del Celta con constantes llegadas de Nolito y Iago Aspas, llegó la justicia en el tanteador.

Al 81’ Miguel Baeza fue quien pudo vencer de nuevo al portero Silva y luego Francisco Beltrán a pase de Aspas puso el 3-1 final.

Celta volvió a ganar en la Liga de España después de ocho jornadas en las que solo sabía empatar o perder. Llegó a 10 puntos en la tabla y se mantiene en posición de descenso directo tras 11 fechas. Granada se quedó con 14 unidades por su parte.

En la próxima jornada Celta visitará a Athletic Bilbao, mientras que Granada recibirá al Huesca.