Laporta inicia campaña a la presidencia del Barça con la promesa de retomar el protagonismo

play
Barcelona golea y Messi recuerda a Maradona (1:20)

El Barça se impone al Osasuna 4-0 con anotaciones de Braithwaite, Griezmann, Coutinho y Messi, este último con dedicatoria a Maradona (1:20)

BARCELONA -- Joan Laporta presentó este lunes oficialmente su precandidatura a las elecciones del Barcelona con "el convencimiento de ganar" y proclamando que su deseo es "volver a servir al club como hicimos entre 2003 y 2010. Tenemos la experiencia y la determinación para hacer los cambios necesarios y un plan para devolver al Barça a la primera línea mundial".

"Este plan se llama trabajar", sintetizó Laporta, proclamando que no es momento "de mirar atrás y sí de devolver la alegría a todos los aficionados del club. Mi deseo es unir a todo el barcelonismo, ir todos juntos para empujar al equipo hacia el éxito sin reproches al pasado".

"Me presento con espíritu de victoria, con una dosis de optimismo máxima y con un equipo muy potente", proclamó Laporta, afirmando que "mis colaboradores me hacen sentir muy seguro de mi campaña. Estoy preparado para todo, porque eso debe estar siempre presente, pero me presentó con voluntad de ganar y estoy seguro que, con la ilusión que generamos sabemos qué quiere la gente del Barça" resumió.

"En el 2015, en el peor escenario electoral, enfrentado a un candidato que se presentaba con el triplete, sacamos más de 15 mil votos y eso me animó a decir que nunca renunciaría y a pensar en unas próximas elecciones", reveló, advirtiendo que la situación es ahora "muy distinta a la de 2015. Entonces tenía previsto no presentarme y lo hice por las llamadas de algunos amigos y también de jugadores que me animaron a dar el paso. De aquellas elecciones aprendí a no rendirme nunca".

"No quiero mirar atrás. No quiero hacer reproches y pondré el retrovisor lo menos posible", repitió Laporta, aunque avisando que en cuanto sea proclamado presidente, si gana las elecciones, "Tendré que ver la situación real del club, las posibles pérdidas que hayan y si eso ocurre hablar con quienes las han generado para que expliquen qué ha pasado y cómo salir adelante, antes de judicializar otra vez al club porque yo ya sufrí eso y como lo sufrí no quiero que lo sufra nadie".

"No quiero gobernar desde el rencor, que no lleva a ningún sitio, sino centrar todas las energías que necesitamos para recuperarnos y devolver al Barça al primer plano del fútbol mundial" resumió, reafirmando que las pérdidas que tiene el club ahora "no las hemos generado nosotros, pero deberemos trabajar con ellas".

Deportivamente, al margen del tema Messi, Laporta no ofreció demasiadas pistas aunque sí fue claro al sentenciar que su confianza en Ronald Koeman "es absoluta. Se merece un respeto y confianza porque es un grande de la historia del Barça y no ha tenido una papeleta fácil a su llegada.

"Todos mis consejeros deportivos que saben de fútbol me lo dicen y estoy de acuerdo con ellos. Koeman quiere al club, como nosotros, y debe tener un margen de confianza absoluta" resaltó, conviniendo que en el aspecto de reforzar a la plantilla en el inmediato mercado de invierno "siempre se piensa en mejorar el equipo porque queremos volver a ser referencia, pero los jugadores que tenemos merecen nuestra total confianza... Si nos lo pide el entrenador y el secretario técnico estaremos preparados para tomar las decisiones necesarias".

"No hablaré de entrenadores porque Koeman es nuestro entrenador, como he dicho, y es un grande de nuestro club. Lo que queremos es volver a vivir noches como la de Wembley en 1992, como la de París en 2006, Roma 2009... En esas épocas en las que a nuestros rivales solo les quedaba aplaudirnos" solventó.

"Siempre he sabido delegar ante una buena propuesta de la secretaría técnica, sabiendo hasta donde se puede llegar, pero la última decisión siempre será del presidente y la junta" aclaró Laporta, evitando entrar en nombres concretos y sonriendo cuando se le nombró a Mbappé y Haland como posibles objetivos del mercado. "Son dos grandes jugadores, pero antes de fichar quiero ver lo que tenemos en casa... Hablar ahora de fichajes desestabilizaría a la plantilla y lo que queremos es ponerla en valor" sostuvo.

"Hablar de fichajes sería una falta de respeto a los excelentes jugadores que tenemos. Lo que debemos hacer es ir todos juntos para empujar al equipo hacia la victoria y no despistar con hablar de planes que desestabilizarían a la plantilla" repitió, reconociendo que, muy a su pesar, no cuenta, de forma inmediata, con el regreso de Pep Guardiola al Camp Nou.

"Guardiola es mi amigo y si ha tomado la decisión de renovar por el Manchester City porque es feliz... Es lo que le dije, le di la enhorabuenapor su decisión aunque como a todos los culés me gustaría que volviera y si ganamos espero que algún día vuelva" refirió, insistiendo que en ningún momento contempló su nombre en clave electoral "porque sabía de sus planes, tanto de Pep como de Begiristain, y tenía claro que no era una opción. Pero son dos personas con la que sé que si necesito un consejo me lo darán de corazón, por la amistad que nos une".

Sobre Xavi, a quien se ha unido a la candidatura de Víctor Font, Laporta avisó que mantiene "una muy buena relación", aunque reconoció que "no he mantenido una conversación con él". ¿Su regreso? "Le aprecio mucho y debe ser un espejo para los jóvenes. Xavi sabe mucho de fútbol y estoy seguro que algún día su deseo de volver será realidad... Ya veremos que depara el futuro... o el presente" sintetizó sin dar más pistas.

También tuvo un especial recuerdo para Johan Cruyff, a quien, dijo "le echaré mucho de menos. Espero haber aprendido de él, que era para todos un maestro, insustituible. No estará con nosotros pero sí pensaremos en él a la hora de tomar decisiones, en su memoria esperando a tomar las decisiones correctas. Y recordando (se sonrió) que todo lo que opinaba salía bien... y lo que no te decía 'yo ya lo sabía'".

CONVENCIMIENTO

"Juntos queremos volver a hacer historia" resumió el precandidato, recordando que en su anterior etapa "le dimos los mejores años de nuestras vidas al Barça... Y volver a ser presidente es el reto más grande de mi vida. Si los socios nos dan su confianza estoy seguro que lo volveremos a hacer... E incluso lo haremos mejor".

"Queremos huir del catastrofismo, tener generosidad y valentía, ser optimistas y tener actitud positiva. Hay que ser valientes y nuestra candidatura esta llena de personas valientes" sentenció Laporta, incidiendo en que se presenta a las elecciones "con el convencimiento de ganar".

"Nosotros tenemos nuestro proyecto, muy claro, con las personas muy definidas, y seguiremos adelante con ello, así que en principio no veo muy factible una alianza con otro candidato" explicó, alejándose de acuerdos electorales con otras candidaturas.

La situación actual del Barça reconoció Laporta que es "similar a la de 2003, aunque la diferencia es la magnitud. Todo se ha multiplicado porque entonces había 200 millones de deuda y ahora tenemos mil millones de deuda, de gastos... y con suerte ingresaremos 660. Hay que ser muy valiente para aceptar este reto".

"Los rivales serán quienes pasen el corte, más allá de Víctor Font. No lo debemos centrar todo en un cara a cara. Yo no los considero ni rivales porque todos tenemos nuestra idea de lo que debe ser el Barça y quien deben decidir son los socios" convino, relatando su confianza en que todos los aspirantes "estén a la altura de las circunstancias".

"No quiero rencores y sí mirar adelante, pero siendo conscientes de la situación actual del club y cómo hemos llegado a esta situación" recordó, animando a que todos "rememos en la misma dirección, intentando reconducir la situación del club".

ESPAÑA Y LA GESTORA

"Tengo un máximo respeto por la selección española" concretó Laporta cuando se le preguntó por una posible presencia de la selección en el Camp Nou... aunque dejando claro que no es el mejor escenario: "Rubiales es suficientemente inteligente para saber

donde debe jugar la selección, donde tiene más apoyo, y hoy no existe eso aquí. Normalmente juegan en Sevilla, Madrid... Es una decisión de Rubiales pero desde el Barça sabemos lo que conviene y sabemos que el Camp Nou no ha sido nunca el lugar más indicado para ello" reveló.

"¿Tebas? No quiero entrar en polémicas con nadie... Aunque si me pinchan acabaré entrando" reveló entre sonrisas para, ya más seriamente, confirmar que "nunca renunciaré a decir lo que pienso, pero en cuestiones políticas en el Barça todas las ideologías tienen cabida. A nadie escapa que el Barça es un club catalán que late por el país".

Sobre los acuerdos de la Comisión gestora con la plantilla respecto a la reducción salarial Laporta avisó que "entiendo que todo eso lo debe ratificar la nueva directiva surgida de las elecciones" y recordó que "en las funciones de la gestora no entran esas decisiones. Una rebaja salarial, que tiren la pelota hacia adelante y sea el nuevo presidente el que deba pagar la parte que se ahorran ahora pues... me gustaría ver en profundidad este acuerdo" sentenció.