Pierre Webó vuelve a lidiar con el racismo, pero con una reacción diferente al que sufrió hace dos décadas

play
Repudiable el acto de racismo del cuarto árbitro rumano (1:32)

Andrés Agulla apoya la decisión de los jugadores de abandonar el terreno en protesta del cuarto árbitro, quien llamó 'negro' a Webó. (1:32)

Pierre Webo se convirtió la semana pasa en un protagonista inesperado en el partido de la Champions League entre el Paris Saint-Germain y el Istanbul Basaksehir, en el que el equipo turco, del cual es auxiliar técnico, poco se jugaba al estar eliminado del torneo, pero todo dio un giro radical cuando recibió un insulto racista de parte del cuarto oficial, lo que provocó que el camerunés reviviera el maltrato de su época como futbolista en España, aunque la reacción fue muy diferente.

Cuando los reclamos que Webó hacía desde la banda obligaron a los árbitros a expulsarlo, la frase “Fue el tipo negro” generó una reacción explosiva del camerunés, quien reclamó de inmediato el uso de la palabra al cuarto árbitro.

El juego se suspendió y tras varios intentos por reanudar, acordaron jugar al día siguiente, con otro cuerpo arbitral. Los equipos se formaron juntos en el círculo central, algunos levantaron el puño como protesta y usaron playeras contra el racismo.

Una reacción acorde al momento que se vive en el mundo y en el que el deporte no ha estado exento de dichas manifestaciones, retomado desde Estados Unidos, con el movimiento Black Lives Matter.

Pero para Webó no era un asunto nuevo. En su época como jugador en España, donde jugó para Osasuna, Leganés y Mallorca, sufrió algún acoso racista en los estadios. Además jugó con Camerún los Mundiales de 2010 y 2014.

Webó se formó en el Stade Bandjoun y emigró a Uruguay en 1999, con apenas 17 años de edad, para jugar con Tacuarembó. Al año siguiente se incorporó a Nacional de Montevideo, con el que fue bicampeón.

Fichó con el Osasuna en 2003 cuando estaba a punto de cumplir 21 años, aunque en la primera temporada fue cedido al Leganés. Tras esa cesión regresó al Osasuna hasta 2007, donde brilló bajo el mando del técnico mexicano Javier Aguirre.

En una entrevista que recoge el libro ‘Tarjeta negra al racismo’, publicado en 2012 por Salvador Rodríguez Moya, Webó recordó los ataques que sufrió en España. “Recibí insultos racistas en la liga española, cuando estaba de moda para molestar”, recordaba Webó.

Cuando jugaba para el Mallorca, Webó confesó que recibió insultos racistas en LaLiga, además de amenazas de muerte. “¿Si España es un país racista? Son costumbres, y si no las conoces cuando llegas desde fuera no lo entiendes”.

Refiriéndose a todo lo escuchado en el terreno de juego, Webó recordaba lo peor que ha escuchado como jugador: “Que deseen la muerte de uno es lo peor, en Pamplona escuché un par de veces ‘muérete, muérete’ y eso no tiene nombre”.

play
1:10

Istambul se retira del partido ante PSG por supuesto racismo del cuarto árbitro

El asistente técnico del equipo turco Pierre Webó acusó que el juez rumano lo llamó 'negro'.

Webó reconoció que no toda la gente fue mala con él. "La gente me ha tratado fenomenal en Palma y en Pamplona, pero somos privilegiados. Quizás me respetan tanto por mi trabajo", dijo.

El entorno, la política, las redes sociales, casi todo fue diferente para el camerunés. En su época como jugador, no hubiera sido posible detener un partido por un insulto de ese tipo. Incluso hoy, hay quienes lo consideran como algo común, que no debe ser ofensivo. Sin Black Lives Matter, sin George Floyd, sin tantos muertos por abuso policial en Estados Unidos y el mundo, sin la NBA, MLB o Colin Kaepernick, el racismo podría seguir siendo tolerado, pero ahora Webó encontró más apoyo que antes. Un signo innegable del progreso, al menos un buen comienzo.

“A los futbolistas nos ven con otra cara, no como a un albañil de color. La gente que tiene un trabajo de ocho horas es quien sufre de verdad”, reflexionó Webó, quien en el caso del Basaksehir recibió mucho respaldo de los rivales Neymar y Mbappé.