Ousmane Dembélé pasará por el quirófano y será baja cuatro meses aproximadamente

play
¿Quién le va a comprar a Dembélé al Barça ahora? (1:30)

Moisés Llorens expone los grandes problemas que le trae al Barcelona la lesión de Dembélé. (1:30)

El jugador se sometió hoy a pruebas médicas en Barcelona que confirmaron los peores augurios

BARCELONA -- Ousmane Dembélé sufre una deinserción del tendón del bíceps de la rodilla derecha que le obligará a pasar por el quirófano y que le mantendrá fuera de los terrenos de juego entre tres y cuatro meses.

El delantero, que el lunes abandonó la concentración de la selección de Francia en la Eurocopa, viajó a Barcelona y fue visitado por los servicios médicos del Barcelona, que emitió el comunicado oficial de su lesión, sin especificar el tiempo de baja, que fue estimado a ESPN Digital por una fuente médica y confirmando lo publicado por el diario L'Equipe.

“Tras las pruebas realizadas esta mañana al jugador Ousmane Dembélé, se ha confirmado que tiene una desincersión del tendón del bíceps en la rodilla derecha que necesitará tratamiento quirúrgico”, explicó el club azulgrana en su escueto comunicado dando cuenta de la undécima lesión muscular que el futbolista sufre desde que fichó procedente del Borussia Dortmund en el verano de 2017.

El percance del francés llega en el momento más inoportuno entendiendo a que el Barcelona tenía intención de agilizar las gestiones para la renovación de su contrato que acaba en junio de 2022 y en caso de no alcanzar un acuerdo con su representante, Moussa Sissoko, negociar un traspaso este mismo verano. Esta última opción, atendiendo a que no estará en condiciones de reaparecer, si no hay problemas con la recuperación, hasta bien entrado el mes de octubre, estaría prácticamente descartada, por lo que ahora deberá entrarse a negociar la prolongación de su contrato en unas condiciones distintas a las que podría temerse antes de caer lesionado.

Después de una temporada en la que apenas sufrió una lesión muscular, en diciembre, y en la que llegó a jugar 44 partidos ofreciendo un rendimiento muy superior al de años anteriores, en el Camp Nou se confiaba en recuperar su mejor versión, aún no vista de azulgrana, o sacar un rédito económico con su traspaso, lo que de momento ha quedado tachado de los planes del club.

En el Barça existía preocupación por la frialdad con la que su representante acogió la propuesta de negociar la renovación desde principios de este mes de junio, situación que ha cambiado ahora y que contempla el club con mayor necesidad por parte del futbolista... Aunque descartando un traspaso que se llegó a considerar.