¿Por qué Osasuna, rival del Real Madrid, es uno de los 'últimos románticos' del fútbol europeo?

Real Madrid recibió al Osasuna, una de las mayores sorpresas en la actual temporada de LaLiga, en partido correspondiente por la undécima jornada del Campeonato de España.

Clasificados actualmente en la sexta posición de LaLiga, por encima del Barcelona y a dos puntos del primer lugar, el club pamplonés, que dirigió el mexicano Javier Aguirre entre 2002 y 2006, es considerado como uno de los "últimos románticos" del fútbol europeo.

Eso es porque Osasuna forma parte de un selecto grupo de España junto al Real Madrid, Barcelona y Athletic de Bilbao, equipos que no tienen propietarios o accionistas, algo cada vez más inusual en Europa, principalmente en Inglaterra, Francia y Italia.

Osasuna, Real Madrid, Barcelona y Athletic de Bilbao son los cuatro equipos de LaLiga que no poseen acciones, lo que imposibilita que una persona se convierta en dueño de la institución. Solo es posible ser socio, lo que da derecho a votar en las reuniones, pero no formar parte de la asociación.

En estos cuatro equipos, el presidente (que es elegido precisamente por los socios) no puede invertir dinero de su propio bolsillo en el club, ni a través de su patrimonio personal ni a través de cualquier empresa que sea de su propiedad.

Por lo tanto, los ingresos deben provenir necesariamente de taquilla, derechos de televisión, patrocinadores, mercadotecnia y ventas de jugadores, además del propio club social.

Por tanto, es imposible que un multimillonario pueda adquirir alguno de estos equipos, ya que no hay acciones disponibles para comprar.

En el caso de Osasuna, el equipo cuenta con más de 20 mil integrantes, según la última actualización publicada por el equipo en julio de este año. La cifra se acerca a la cantidad de socios que tiene el Bilbao, que actualmente cuenta con aproximadamente 34 mil miembros.

Real Madrid y Barcelona, ​​a su vez, son mucho más grandes en este sentido. Se estima que los blaugranas tienen alrededor de 150 mil afiliados, mientras que los merengues tienen casi 100 mil socios.

A continuación te mostramos los propietarios de los clubes en LaLiga:

Alavés: Grupo Avtibask SL

Atlético de Madrid: Família Gil Marin, Idan Ofer, Enrique Cerezo y Grupo Wanda

Cádiz: Grupo Locos por el Balón SL

Celta de Vigo: Grupo Corporativo Ges SL

Elche: Christian Bragarnik

Espanyol: Grupo Rastar

Getafe: Ángel Torres Sánchez

Granada: Grupo Daxian 2009 SL

Levante: Grupo Fundación Cent Anys SL

Mallorca: Robert Sarver

Rayo Vallecano: Raúl Martín Presa

Real Betis: Grupo de Asoociados

Real Sociedad: Grupo de Asoociados

Sevilla: Grupo Sevillistas de Nervión SA

Valencia: Peter Lim

Villarreal: Fernando Roig


Como se puede ver en la lista anterior, hay varios clubes que son propiedad de magnates, como Elche, Getafe, Mallorca, Rayo Vallecano, Valencia y Villarreal.

También existen varios clubes controlados por grupos multimillonarios fuera de Europa, como el Espanyol (el grupo Rastar es de China) y el Granada (el grupo Daxian 2009 está formado por 12 empresas fundadas en diferentes paraísos fiscales).

También está el caso del Atlético de Madrid, que se divide en cuatro propietarios, cada uno con un porcentaje de acciones: las familias Gil Marín y Cerezo son españolas, el empresario Idan Ofer es de Israel y el grupo Wanda es de China.

Finalmente Alavés, Cádiz, Levante, Betis, Real Sociedad y Sevilla tienen acciones, pero fueron compradas por un grupo de socios. Es decir, los equipos sí tienen dueño, pero en este caso es una asociación de aficionados.

Estos grupos pueden incluso decidir vender el equipo a un multimillonario, si llega una propuesta. En 2015, por ejemplo, la asociación que controla al equipo de Valencia rechazó una oferta de Robert Sarver, dueño de los Phoenix Suns de la NBA.

Sin embargo, Sarver no renunció a tener un equipo en LaLiga, y ahora es dueño del Mallorca.