Xavi reconoce que el Barcelona tuvo "suerte y el Villarreal no merecía perder"

play
Barcelona consigue su segundo triunfo bajo el mando de Xavi (2:03)

El nuevo técnico del Barcelona, Xavi Hernández, se estrenó a domicilio al ganar en Villarreal por 1-3 en un partido vibrante. (2:03)

BARCELONA -- Xavi Hernández se mostró tan sincero como chocante al acabar el partido. Pocas veces un entrenador, tras una victoria, y más aún tan necesaria como ésta del Barcelona el Villarreal, aparecería delante de un micrófono reconociendo que el triunfo no fue del todo justo.

"Hemos sufrido y hemos tenido suerte porque el Villarreal no ha merecido perder”, sorprendió el técnico azulgrana, sonriendo y añadiendo, de inmediato que "tal y como estamos estos tres puntos son agua bendita para nosotros".

"Ha sido un partido muy difícil. Hemos dominado menos de lo previsto y el Villarreal no ha merecido perder”, repitió Xavi, que en un claro ejercicio de autocrítica demandó a su equipo que "debe controlar y dominar más con el balón. Ha sido un gran partido táctico. Muy igualado porque hablamos de un Villarreal que es un señor equipo, nivel Champions y ya he dicho, quizá no merecíamos ganar... Pero es una victoria tremenda".

Sonriente cuando se le habló de la suerte y de que pueda ser un entrenador con flor, el técnico catalán bromeó con segundas. "Ahora no se dice que falta gol, ahora es flor... A ver la semana que viene qué será”, advirtió, invitando a "los próximos partidos... A ver si la tengo, aunque también se podría decir que al principio del partido hemos tenido ocasiones para marcar y la flor ha sido del rival".

Preguntado por la jugada del penalti de Gerard Piqué, Xavi escapó de cualquier polémica y dio a entender que su discurso no variará en el futuro: "Yo de los árbitros no hablaré porque el suyo es un trabajo muy difícil... Y está también el VAR. No estoy para juzgar porque un día te beneficiarán y otro te perjudicarán y no voy a hablar de ello".

Más allá de la labor arbitral, el entrenador del Barça se centró en un discurso eminentemente deportivo. "Ganar nos sabe a gloria porque al final lo veíamos ya muy difícil. Nos da la vida, es una victoria espectacular”, solventó... volviendo a reconocer que no fue la más merecida o esperada. "El día del Benfica merecimos ganar sobradamente, también lo merecimos con el Espanyol y hoy no hemos estado tan bien. Nos han sometido, hemos sufrido y hemos tenido suerte... Pero esto es futbol".