Camarasa dice que "todos" oyeron a Lopetegui decir a Jordán que se mareara

SEVILLA -- El centrocampista del Betis, Víctor Camarasa, indicó tras la suspensión del derbi contra el Sevilla en los octavos de la Copa del Rey, al ser alcanzado el sevillista Joan Jordán con una barra de PVC lanzada desde la grada, que "todos" escucharon en la banda que Julen Lopetegui le decía que hiciera como si estuviera mareado y se tirara al suelo, aunque luego matizó sus palabras.

"Bochornoso e injustificable la acción de alguien que no representa a nuestra afición. Espero que Joan Jordan esté bien, aunque todos hemos escuchado (incluido el cuarto arbitro) cómo su entrenador le incitaba a 'marearse y tirarse al suelo'", indicó en la noche del sábado el jugador bético en su cuenta de Twitter.

Camarasa precisó diez minutos después en la misma red social su primer mensaje. "Con este tuit no digo que Joan esté fingiendo o simulando, sólo estoy contando lo que se ha escuchado en el campo", puntualizó.

Su compañero Juan Miranda coincidió en Twitter con el primer mensaje de su compañero Camarasa: "Condeno completamente lo que pasó en la grada y espero que Jordán esté bien. Todos hemos escuchado como su entrenador le incitaba a tirarse y marearse, sabían lo que hacían", señaló el lateral izquierdo bético.

El derbi copero entre el Betis y el Sevilla fue suspendido por el árbitro vasco Ricardo de Burgos Bengoechea tres cuartos de hora después de que decidiera interrumpir el juego, al recibir el sevillista Jordán a los 39 minutos del primer tiempo el impacto de una barra de PVC en la cabeza justo tras empatar a uno el equipo local.

El incidente ocurrió nada más igualar el Betis con un 'gol olímpico' del francés Nabil Fekir y, en la celebración del tanto por la hinchada local, un palo lanzado desde la grada de Gol Sur del Benito Villamarín impactó en la cabeza de Jordán, quien en un primer momento se quedó caído en el césped, algo aturdido.

La Policía Nacional, integrante del dispositivo de seguridad activado para este encuentro de rivalidad que había sido declarado de alto riesgo, trabaja desde que ocurrieron los hechos en la identificación de los presuntos autores de los altercados, aunque por el momento no hay detenidos, según informaron fuentes policiales.