Barcelona: Joan Laporta pone a Josep María Bartomeu contra las cuerdas

BARCELONA -- El Barcelona anunció la publicación de los resultados de la información del Forensic... y la presentación de una denuncia contra la anterior Junta Directiva, con Josep Maria Bartomeu en el plano y solventando que la investigación interna encargada por Joan Laporta a su llegada al club encontró, como sospechaba, tanto actuaciones irregulares como mala praxis y, más aún, prácticas consideradas delictivas.

"Vamos a depurar responsabilidades porque se han cometido muchas irregularidades... Solo al llegar tuvimos que pedir un crédito puente de 80 millones porque si no, no podíamos pagar las nóminas. Bartomeu quiere escapar de sus responsabilidades y no lo va a conseguir" explicó Laporta ya en agosto. Y al cabo de cinco meses aquel aviso es ya una realidad.

La contratación de proveedores a precios fuera de mercado, la partición de facturas para que fueran inferiores a 200 mil euros y no tuvieran que ser aprobadas por la Junta, el escándalo del Barçagate, por el que Bartomeu contrató a una empresa para monitorear las redes sociales y que utilizó para descalificar a opositores, ex jugadores y hasta futbolistas del propio club, desvío de dinero presupuestado para otros fines sin justificar, pago de comisiones millonarias y precios desorbitados en fichajes, gastos injustificados dependientes del Espai Barça (se llegó a abonar al Club Esportiu Laietà 1.6 millones de euros por supuestas molestias en el derribo del Miniestadi)... La lista de actuaciones extrañas e ilícitas, aseguró en octubre el director general del club Ferran Reverter, asombraron a los nuevos dirigentes. Y a partir de ahí se pusieron manos a la obra.

"Ficharon a Griezmann sin tener dinero y en el último momento firmaron con un fondo de inversión que tenía una costosa comisión de apertura, el fichaje de Coutinho, por diversas comisiones financieras, pasa de los 120 millones de euros a casi 137", ejemplificó Reverter, quien puso el grito en el cielo al recordar que entre Dembélé, Coutinho y Griezmann, además de la renovación de Messi hicieron comprometer a Bartomeu el pago de 1,400 millones de euros en cuatro años en sueldos...

La etapa del ex presidente vivió su momento álgido con la conquista del Triplete en 2015, un éxito deportivo que dejó en segundo plano cualquier problema en el Camp Nou... Pero que comenzó a multiplicarse a partir de un año después.

Y es que desde que en diciembre de 2016 la Audiencia de Barcelona condenó al Barça a multas por un valor de 5.5 millones de euros por dos delitos de fraude a Hacienda en el fichaje de Neymar, después de que Bartomeu llegase a un acuerdo con la Fiscalía para quedar exonerado, junto al ex presidente Sandro Rosell, de cualquier acusación y convirtiendo en culpable al propio club, su administración se descubrió un cúmulo de desastres, descapitalizando a la entidad con salarios a los jugadores que le ahogaban y un final inaudito: la acusaciones de delito.

Y así se llega al, de momento, último capítulo de la historia... Que a partir de la próxima semana, cuando Laporta haga públicos los datos, abrirá un nuevo escenario y devolverá al plano a Josep Maria Bartomeu, otro presidente en la historia del Barça contra las cuerdas.