Alemania busca sellar su boleto a siguiente ronda y Hungría va por la sorpresa

A los locales les basta un empate en Múnich para calificar a Octavos de Final, mientras los Magiares están obligados a ganar

Alemania buscará sellar su pase a Octavos de Final de la Euro 2020 para lo que le bastaría el empate ante una Hungría que quiere dar la sorpresa Múnich, donde solo le vale la victoria para superar la fase de grupos como uno de los mejores terceros.

El empate ante Francia les ha dado a los Magiares un punto que estaba fuera de la mayor parte de los pronósticos y, de paso, les permitió mostrar que no deben ser subestimados por los rivales.

A Alemania, por su parte, le basta un punto, pero lo necesita. Una derrota, y una victoria o un empate de Portugal ante Francia en el otro partido del grupo de la muerte, la sacaría del torneo.

Por eso, el partido, ante el rival que sobre el papel es el más débil del grupo, tiene que ser visto como una Final en la que no habrá espacio para las especulaciones.

Es de esperar que Hungría tienda a encerrarse atrás y aguardar ocasiones de contragolpe, como lo hizo contra Francia.

Alemania, por su parte, muy probablemente apostará por la ofensiva desde el comienzo, como lo hizo ante Portugal.

En esa misión, el seleccionador Joachim Löw se enfrenta al problema de la probable baja de Thomas Müller, el líder del equipo en el último tercio del campo.

Para suplir a Müller se barajan dos alternativas. Una sería la entrada al equipo de Leroy Sané, que jugaría por la banda derecha.

La otra banda sería para Serge Gnabry mientras que Kai Havertz tendría que tratar de hacer las veces de Müller, aunque es claro que no tiene la ascendencia sobre los otros para asumir su liderazgo.

Otra variante sería que Leon Goretzka jugará en la media punta. El jugador del Bayern Munich está, según propia declaración, otra vez listo para jugar 90 minutos, tras haber reaparecido en la media hora final del duelo contra Portugal después de una larga lesión muscular.

Otros jugadores que habían estado tocados, Ilkay Gündogan y Mats Hummels, estuvieron en el entrenamiento final al igual que Toni Kroos, que había faltado a la práctica anterior por una medida de regulación del esfuerzo.

La ausencia de Müller, en todo caso, sería un duro hándicap para Alemania debido a su ascendencia sobre el resto del equipo y a su papel de líder en el ataque. Löw, no obstante, esperará hasta último momento antes de descartarle y es posible que le reserve al menos un puesto en el banquillo.