Wijnaldum dejaría la cancha si recibe insultos racistas en el partido en Hungría contra República Checa

play
Holanda y Austria hicieron sus deberes para amarrar boleto a octavos en la Euro (1:49)

Las victorias de ambos conjuntos los clasificaron líder y escolta, respectivamente, mientras Ucrania mantuvo esperanzas de acceder como mejor tercero. (1:49)

El capitán de Holanda, Georginio Wijnaldum, dijo que usará un brazalete de capitán con un arcoíris y dejaría la cancha si recibe insultos raciales durante el choque de octavos de final de la Eurocopa 2020 con la República Checa en Budapest el domingo.

La selección de Hungría está siendo investigada por la UEFA por "posibles incidentes discriminatorios" durante sus partidos contra Francia y Portugal en Budapest.

Antes del partido contra Francia, los fanáticos húngaros marcharon hacia el Puskás Arena con una pancarta en la que se pedía a los jugadores que dejen de arrodillarse para protestar contra el racismo, mientras que las imágenes en las redes sociales durante su enfrentamiento con Portugal mostraban pancartas con "Anti-LMBTQ" en ellas: - la abreviatura en húngaro de lesbiana, gay, bisexual, transgénero y queer.

"No es solo contra Hungría", dijo Wijnaldum. "El brazalete significa mucho porque defendemos la diversidad: un amor significa que todos son parte de él y todos deben ser libres de ser quienes son.

"En nuestra opinión [el derecho a ser uno mismo] ha sido invadido. Como jugadores, tenemos un podio para hacer todo lo que podamos para ayudar".

El capitán de Alemania, Manuel Neuer, fue objeto de una investigación de la UEFA por llevar un brazalete de arcoíris en apoyo del Mes del Orgullo Gay, pero no se enfrentó a ninguna acción ya que se consideró que estaba "promoviendo una buena causa".

La discusión sobre la celebración del Orgullo Gay en la Eurocopa se ha intensificado en los últimos días después de que la UEFA rechazara la solicitud de la ciudad de Munich de iluminar el estadio Allianz con los colores del arco iris para la visita de Hungría el miércoles.

La UEFA dijo que la solicitud fue denegada por ser "política", luego de que recientemente se aprobó una ley en Hungría que prohíbe que los homosexuales aparezcan en materiales educativos en escuelas o programas de televisión para menores de 18 años.

"La UEFA debería estar ahí para proteger a los jugadores y tomar la decisión", dijo Wijnaldum. "No debe dejarse en manos de los jugadores.

"Los jugadores a menudo son castigados por protegerse, por lo que la UEFA debe asumir un papel de liderazgo en esto. He dicho que realmente no sé cómo reaccionaré en una situación así.

"Primero pensé que saldría de la cancha, pero tal vez no ahora, porque tal vez el oponente pensará: 'Dejen que [entre la multitud] lancen insultos racistas y saldrán de la cancha'. Podría darse el caso de que salga del terreno de juego, pero primero hablaré con los jugadores al respecto".