¿Haaland al Real Madrid, City, United? El astro de Borussia Dortmund puede elegir su destino

play
Haaland ha dado muchos motivos para que el mundo del fútbol esté detrás de él (2:00)

Alex Pareja expone las características de Erling Haaland que hacen que los grandes de Europa estén interesados en sus servicios. (2:00)

Nunca ha existido un futbolista tan cotizado como Erling Haaland. Puede que Lionel Messi y Cristiano Ronaldo hayan sido los fichajes soñados por todos y cada uno de los grandes clubes del mundo durante la última década y es probable que Kylian Mbappé ingrese un día a dicha categoría. Sin embargo, ninguno de ellos se encuentra actualmente en la posición que Haaland disfruta hoy en día. El delantero noruego puede elegir cualquier equipo de primer nivel que se le antoje.

El Barcelona ha remunerado tan bien a Messi con el pasar de los años, y ha ganado tantos trofeos, que es apenas ahora, cuando se acerca su cumpleaños 34, que el astro argentino tiene la posibilidad de pensar en capitalizar su jerarquía dentro del mercado de agentes libres de este verano. Incluso si decide marcharse, su oneroso salario y altas exigencias impondrán férreos límites a sus opciones.

De forma similar Cristiano, actual delantero de la Juventus, estuvo vinculado a las plantillas del Manchester United y Real Madrid durante los mejores años de su carrera, hasta que ambos clubes se sintieron capaces de dejarle partir. En el caso de Mbappé, el poder financiero del Paris Saint-Germain siempre les dará cierto control sobre el futuro del artillero de 22 años, incluso a pesar de ser un jugador deseado por muchos.

La situación de Haaland es distinta: la combinación única del prodigioso talento del joven de 20 años con su situación contractual en el Borussia Dortmund implica que, cuando llegue el verano, será el futbolista con el mundo a sus pies. Haaland es la propiedad más cotizada de este deporte, justo en una época en la cual prácticamente todos los grandes clubes precisan de un centrodelantero productivo. Haaland y sus asesores son lo suficientemente inteligentes para saber que pueden dar un paso atrás, mientras fungen como meros espectadores de la lucha que se desata para asegurar sus servicios.

En octubre de 2019, poco después de que Haaland marcase un “hat trick” con la camiseta del FC Salzburgo en su debut en Champions League contra el Genk, su padre Alfie comentó a ESPN que cada paso de la carrera de Haaland sería dado tras un profundo razonamiento, en vez de saltar para tomar la primera oportunidad que se presentara.

“Si él tiene opciones, debes tener cuidado con lo que eliges”, afirmó Alfie. “Analizamos la historia del club, el director técnico, su filosofía”.

Dos meses después, Haaland vetó su transferencia del Salzburgo al Manchester United, favoreciendo así al Dortmund: todo debido a las posibilidades para su desarrollo que le ofrecía dar el salto a Alemania. Varias fuentes han indicado a ESPN que Haaland y sus asesores creen que la decisión ha demostrado ser la correcta con el paso del tiempo, y que cualquier movimiento futuro se hará basado en la misma perspectiva a largo plazo.

Existe la posibilidad cada vez mayor de que el próximo pase ocurra este verano, un año antes de poder invocar la cláusula de rescisión por €75 millones (64.5 millones de libras esterlinas) incluida en su contrato con el Dortmund. El BVB sabe que podrían venderle al menos por el doble de dicha cifra tras la conclusión de la presente campaña, y si no logran catapultarse del sexto puesto de la tabla de la Bundesliga a quedar entre los cuatro primeros y clasificar a la próxima edición de la Champions, vender su cotizado activo podría convertirse en una necesidad financiera.

Sin embargo, ¿qué club tiene mayores posibilidades de fichar a Haaland? No se engañen creyendo que el noruego simplemente seguirá el olor del dinero para estampar su rúbrica en el contrato más lucrativo que pongan sobre la mesa.

Prácticamente todos y cada uno de los grandes clubes del mundo le quieren. El United intentó ficharle sin éxito en el torneo pasado. A pesar de ello, el técnico Ole Gunnar Solskjaer sigue considerando como su primer objetivo al jugador que entrenó siendo un adolescente, cuando vestía la camiseta del Molde.

Por su parte, el Chelsea también cree que puede concretar una negociación por el prodigioso noruego y llevarle a jugar en Stamford Bridge; mientras que el Manchester City, luego de haber identificado la necesidad de fichar un reemplazo a largo plazo para un Sergio “Kun” Agüero que está a punto de quedarse sin contrato, emerge como principal candidato para firmar al hijo de Alfie, quien sumó 41 apariciones con el City entre 2000 y 2002.

Es sumamente probable que la pandemia del COVID-19 afecte la capacidad del Liverpool para ser un gran contendor; sin embargo, en Anfield mantienen interés en el joven goleador. Por su parte, el Real Madrid es constante objeto de rumores de una tentativa y costosa “operación Haaland” en los medios españoles.

La Juventus ha tenido a Haaland en la mira desde su pasantía en el Molde y podría volver a intentar ficharle si Cristiano deja el club turinés, liberando espacio dentro de su nómina. En lo que respecta al Bayern Múnich, el DT Hansi Flick ha expresado que “muchas cosas son posibles en la vida. No lo puedo descartar” cuando se le preguntó sobre el posible interés de los actuales campeones de Europa por fichar a Haaland, luego que la joven figura de su eterno rival en Alemania marcase dos goles contra los bávaros en Der Klassiker disputado el pasado fin de semana.

Fuentes cercanas a Haaland se niegan a revelar alguna preferencia del jugador con respecto a cuál sería su próximo club; sin embargo, están conscientes de que el interés de todos los equipos antes mencionados es genuino, y que cada uno de ellos representa retos y oportunidades distintas. Asimismo, cada uno cuenta con puntos a favor y en contra.

Desde el exterior, el City parece ofrecer el paquete perfecto. Cuentan con la solidez financiera necesaria para completar una operación, y bajo las ordenes de Pep Guardiola, es probable que ofrezcan las más fuertes probabilidades de competir por los grandes trofeos. El City está desesperado por ganar la Champions League, al igual que Haaland, y es evidente que la combinación de ambos representaría una fuerza formidable.

No obstante, Haaland es un jugador con ambiciones de jugar en todas las grandes ligas de Europa, de forma similar a Zlatan Ibrahimovic, y un pase al City dificultaría dicha intención. En pocas palabras, el City no suele perder a sus grandes estrellas; por ende, un salto al Etihad Stadium de Manchester sería a largo plazo. Por otro lado, el United le vendería el reto de convertirse en el hombre que lleve al club de vuelta a la cima del balompié mundial, como una versión moderna de Eric Cantona. El United ha perdido su sitial entre los clubes de elite que suelen pelear por los mayores trofeos del fútbol, pero el valor comercial que representaría tener a Haaland como jugador estrella sería inmenso, gracias a la inmensa popularidad que mantienen los Red Devils a nivel global. Y esa podría ser una oferta atractiva, especialmente si Solksjaer, quien mantiene un cercano vínculo con Haaland, se mantiene en la dirección técnica.

El Chelsea podría igualar las ofertas monetarias de City y United, aprovechando el llamativo ambiente cosmopolita de Londres para tentar a Haaland para que juegue en Stamford Bridge. Solo el City le supera en trofeos ganados en Inglaterra durante los últimos 10 años; en consecuencia, Haaland ficharía por un club con capacidad para ganar trofeos, a pesar de no contar con mucha regularidad, gracias a los ciclos laborales cada vez más cortos de sus directores técnicos. La mala racha sufrida en semanas recientes por el Liverpool les podría costar su cupo en la próxima edición de Champions League, acabando con cualquier aspiración remota de contratar a Haaland. No obstante, si llega a sentirse tentado por la idea de jugar en Anfield y sumar su nombre a la lista de figuras legendarias del club, el atractivo romántico de fichar por el actual campeón de Premier League podría terminar persuadiéndolo.

En el caso del Madrid, los merengues pueden superar al United en atractivo a nivel mundial y calidad de sus figuras. También pueden ofrecerle a Haaland la oportunidad de dominar en La Liga de España, tal como lo han hecho Cristiano y Messi por muchos años. Y si bien la jerarquía madridista en Champions representa un punto de fuerte atracción, persisten dudas sobre la capacidad económica de la Casa Blanca para asumir la contratación de Haaland en la era post-pandemia.

La Juventus puede ofrecer a Haaland jugar fútbol en Champions League y otro peldaño más en su trayectoria hacia el futuro. Si Haaland tiene éxito en Italia, podría partir con rumbo a Inglaterra o España, incluso antes de cumplir 25 años.

Y luego está el Bayern. Robert Lewandowski ya ha demostrado con creces las riquezas que le esperan a un centrodelantero presto a dejar el Dortmund para acampar en el Allianz Arena de Múnich, y Haaland podría ser el sucesor perfecto a largo plazo para el artillero de 32 años, que también milita con la selección de Polonia. Aunque el Bayern, de forma similar al City, ofrecería muchos trofeos, pero también aspiraría a mantenerle en sus filas durante 10 años.

Independientemente de lo que ocurra en el futuro, Haaland no dejaría de ser el gran ganador. Con semejante gama de clubes pisándole los talones, es imposible hacer una mala elección. Varias fuentes han dejado claro a ESPN que si existe un factor que no influirá en la próxima decisión de Haaland es el dinero. Todo dependerá de encontrar el reto más tentador y cautivarse por la historia más atractiva. Ese capítulo aún está por escribirse.