Tottenham recupera el liderato ante el Fulham de Raúl Jiménez

play
¿Le beneficiaría salir a otra liga en enero? (1:16)

R. Jiménez no ha anotado en esta temporada de la EPL. (1:16)

Los Spurs se llevaron la victoria ante Fulham con goles de Son y Maddison; el delantero mexicano fue suplente y entró en el segundo tiempo.


El Tottenham no falló y recuperó el liderato de la Premier League inglesa, tras imponerse este lunes por 2-0 al Fulham, en un encuentro en el que los Spurs volvieron a brillar de la mano de la pareja que conforman James Maddison y el surcoreano Heung-Min Son, autores de los dos tantos.

Una dupla que parece empeñada no sólo en hace olvidar a Harry Kane, la máxima referencia del conjunto londinense en la última década, sino en lograr el ansiado título que nunca pudo lograr el delantero internacional inglés y que le llevó a emigrar este verano al Bayern de Múnich.

Tal y como reflejan los dos puntos en los que el Tottenham aventaja al frente de la clasificación al Manchester City y al Arsenal, que deben preguntarse en estos momentos cómo fue posible que dejasen escapar el fichaje de James Maddison.

Y es que el mediapunta inglés es la pieza sobre la que gira todo el juego de un Tottenham que no deja de crecer de la mano de la sociedad que conforman Maddison y surcoreano Son.

Si el exjugador del Leicester mejora con su talento y visión de juego cada balón que pasa por sus pies, el delantero surcoreano parece haber recuperado la voracidad goleadora que le llevó a firma veintitrés dianas en la campaña 2021/22.

Cifras que el surcoreano no tardará en alcanzar si sigue mostrando la misma efectividad que ha mostrado en este arranque de curso, tras contabilizar este lunes su séptima diana al firmar a los 36 minutos el 1-0 para los Spurs.

Ese gol llevó la firma de otro de los grandes responsables del atractivo y eficaz juego que despliega este Tottenham, el técnico australiano Ange Postecoglou, que recaló este verano en el equipo londinense procedente del Celtic de Glasgow.

Y es que los Spurs han adoptado como una religión las ideas de Postecoglou, en particular la asfixiante presión que tanto gusta al preparador de origen griego, y que propició los dos goles del Tottenham.

Si a los 36 minutos el central nigeriano del Fulham Calvin Bassey agobiado por la presión de los jugadores locales regaló el balón al Tottenham, que no desaprovechó el presente con una fulgurante combinación entre el brasileño Richarlison y Heun-Ming Son que acabó en gol.

En el 54 un nuevo error tras presión de Bassey permitió llegar el balón a Son, que en esta ocasión cambió de papel para ejercer de asistente y servir un magnífico balón a James Maddison que con su habitual calidad estableció el 2-0.

Goles que no aplacaron la voracidad del Tottenham que siguió buscando con ahínco el área rival, una vocación ofensiva que permitió gozar al Fulham de los espacios necesarios para tratar de inquietar a la hinchada local.

Pero los Spurs no sólo pueden presumir de tener una formidable pareja en ataque, sino también en defensa, donde el central argentino 'Cuti' Romero, volvió a brillar a un nivel estelar, y el portero italiano Guglielmo Vicario, que en las dos ocasiones en que fue exigido en el partido, desbarató el peligro con dos magníficas intervenciones, una de ellas ante el delantero mexicano Raúl Jiménez, quien arrancó en la banca y entró en el segundo tiempo, pero no pudo anotar.