Todo lo que necesitas saber sobre las opciones para reanudar la temporada de la Premier League

play
La Premier League podría volver en junio pero no todos los equipos están de acuerdo (3:18)

Eduardo Fernández Abascal se une a Jorge Ramos y Su Banda para traer la ultima información sobre la liga de Inglaterra. (3:18)

Después de una videoconferencia con la totalidad de los 20 clubes que conforman la Premier League sostenida el pasado 1º de mayo, el plan denominado "Project Restart" ("Proyecto Reinicio"), que sirve de prototipo para la puesta en marcha de la temporada futbolística, se mantuvo firmemente en pie. Dentro de la English Football League (EFL), que comprende el Championship, League One y League Two, existen planes para que sus equipos regresen a los entrenamientos, tentativamente en el transcurso de este mes, antes de producirse la potencial reanudación de las fechas de competición el próximo 6 de junio. Sin embargo, con el gobierno del Reino Unido dando los primeros pasos tentativos con miras a flexibilizar sus restricciones de confinamiento sobre la sociedad, el mundo del fútbol mantiene sus esperanzas de establecer una hoja de ruta clara con miras al regreso de los partidos.

Existen muchos temas que el mundo del balompié debe abordar. Entonces, ¿qué posibilidades hay de reanudar la temporada 2019-20? O, por el contrario ¿se dirige la EFL a la cancelación de la campaña?

- Los 10 mejores momentos de Raúl Jiménez con Wolves
- Blanco: Campeones inesperados de las 5 grandes ligas europeas

Entonces, ¿cuál es la situación del fútbol en Inglaterra?

La Premier League ha suspendido su acción desde la Fecha 29. El Liverpool apenas necesita sumar dos victorias en los nueve compromisos finales del torneo para alzarse con el título. Con cuatro equipos (Manchester City, Arsenal, Sheffield United y Aston Villa) con 28 encuentros disputados, aún faltan 92 partidos por disputar en la Premier League. Nada ha sido decidido aún; por ende, todo sigue en juego.

En el caso del Championship de la EFL, Leeds y West Brom ocupan actualmente los dos puestos de ascenso. Faltan nueve rondas de partidos por disputar en el Championship, torneo que comprende 24 equipos. Esto significa que falta un total de 108 encuentros por jugar. Las Leagues One y Two cuentan con una cantidad similar de partidos por disputar, mientras que la FA Cup (la competición nacional en la que participan equipos de todos los niveles) fue suspendida en su etapa de cuartos de final.

¡Son muchos partidos! ¿Por qué las ligas de Inglaterra no cancelan sus temporadas, como fue el caso de Francia y Holanda?

La Premier League mantiene su compromiso de terminar la temporada y esa determinación fue ratificada el 1º de mayo, después de la videoconferencia sostenida entre sus clubes. Por su parte, la EFL ha expresado el deseo de volver a la acción futbolística "en el momento apropiado, basándose en las directrices indicadas por las autoridades correspondientes".

Una investigación efectuada por la firma de contaduría pública KPMG sugiere que la cancelación de la temporada podría costarle de forma colectiva a la Premier League la cantidad de 1.1 mil millones de libras esterlinas en pérdidas. Gary Neville, copropietario del Salford City, club que milita en la League Two, ha alegado que los equipos de la EFL se enfrentan a "una masacre absoluta en lo económico" a menos que los clubes de la Premier League aprobasen un paquete financiero con el fin de ayudar a los clubes de menor tamaño a mantenerse a flote. El mes pasado, la Premier League autorizó un pago solidario de 125 millones de libras esterlinas a la EFL, pero eso fue un adelanto de un pago regular, en vez de un préstamo o donación.

El aspecto financiero constituye una parte importantísima del problema, pero también existe el deseo de definir los puestos de ascenso y descenso.

¿Acaso los clubes solo aspiran reanudar para poder asegurar sus ingresos por derechos de televisión?

Las ganancias por derechos de transmisión representan un factor sustancial para los clubes de la Premier League, porque el dinero acumulado en dicho fondo supera al resto de los distintos canales de ingresos. El Huddersfield quedó relegado al puesto 20 de la tabla en el torneo anterior; no obstante, el club ganó 96.63 millones de libras esterlinas en ingresos por concepto de derechos de televisión. El Liverpool fue el equipo más beneficiado, con 152.43 millones de libras esterlinas en ingresos.

Las implicaciones financieras son obvias para los clubes de la Premier League. Por el contrario, en el caso de la EFL, la mayor preocupación radica en la pérdida de ingresos por concepto de boletería. (En comparación, el contrato de derechos televisivos de la EFL apenas generará 595 millones de libras esterlinas durante los próximos cinco años). Las ganancias generadas por la venta de boletos sostienen a los clubes en los rangos menores del fútbol ingles y muchos de ellos expresan su preocupación con respecto al regreso de la acción del fútbol a puerta cerrada, porque se verán obligados a pagar salarios y otros egresos, contando prácticamente con ingresos nulos.

Los jugadores en todos los niveles del balompié han asumido recortes salariales o aceptado diversos aplazamientos de pago. Algunos clubes de los rangos inferiores, como por ejemplo el Sunderland, han concedido permisos sin remuneración a los jugadores de sus primeras plantillas.

Entonces, ¿por qué la Premier League no ha establecido una tentativa fecha de reanudación?

La Premier League ha sido enfática al expresar que no puede establecer una fecha para el regreso a los entrenamientos o la acción competitiva hasta que el gobierno del Reino Unido haya indicado expresamente que es seguro hacerlo (y no lo hará hasta entonces). Dentro de lo anterior, la Premier League y la EFL han indicado que la disponibilidad amplia de pruebas de despistaje de coronavirus constituye un factor clave para la reanudación de cualquier actividad.

Hasta tanto exista una disponibilidad suficiente de pruebas, al punto que el fútbol no agote la oferta e inventario para los trabajadores de la salud, la actividad futbolística se mantendrá en suspenso.

La Premier League, la EFL y la Asociación de Fútbol de Inglaterra (FA) mantienen comunicación regular con el gobierno del Reino Unido para definir el tentativo regreso a la acción (el gobierno respalda al Project Restart) aunque aún no se ha alcanzado un avance sustancial.

¿En realidad las pruebas son la pieza clave del rompecabezas?

Cierto, es un tema importante. El hecho es que, a pesar de que lo más probable es que los partidos se disputen a puerta cerrada una vez se defina la reanudación del torneo, se le deberán practicar pruebas de despistaje del coronavirus a todos los involucrados en el compromiso, desde los jugadores hasta los recogebalones. En el caso de la Premier League, que requiere la presencia de aproximadamente 300 personas en todos los partidos a puerta cerrada, se requerirá un mínimo de 27.600 pruebas.

Si solo uno de los participantes da positivo, se les exigirá a todas las personas con las cuales estuvo en contacto que entren en cuarentena por lapso de 14 días, lo cual podría causar que la reanudación de la actividad en toda la liga se detenga una vez más.

¿Existen otros obstáculos importantes que deberán sortearse?

Sí los hay. Muchísimos. Tal como informó ESPN, muchos jugadores mantienen resistencia a volver a la acción, ya que sienten preocupación por su salud y seguridad.

Dentro del denominado "Project Restart", existen propuestas para asegurar a los jugadores que pueden entrenar de manera segura, entre las que se encuentra la exigencia del uso de mascarillas, entrenar en grupos pequeños y efectuar ejercicios sin contacto físico. Asimismo, se practicarán pruebas de forma regular. Sin embargo, una vez se reanuden los partidos, es imposible jugar al fútbol sin la presencia de riesgos por contacto físico y los futbolistas temen la potencial transmisión del virus.

Se pueden prohibir los escupitajos para reducir el riesgo de transmisión, pero ¿qué ocurriría si un jugador llega a sufrir una cortadura o sangramiento en su nariz? ¿Podría reanudarse el partido en dichas circunstancias?

Otro problema lo constituye los contratos de jugadores. Los contratos en el fútbol tienen vigencia desde el 1º de julio hasta el 30 de julio del año siguiente; en consecuencia, los jugadores cuyos contratos expiran a fines del próximo mes necesitarán contar con la ratificación de sus respectivos pactos para poder jugar. Algunos jugadores no querrán arriesgar su libertad de ir a otros equipos y podrían negarse a jugar.

La sede donde se jugarían los distintos cotejos representa otro tema a resolver. Todo se encuentra en estudio en estos momentos, pero la opción favorita después de las reuniones del 1º de mayo es el uso de sedes neutrales. Los distintos equipos jugarían en estadios en los cuales sus hinchas tendrían menores posibilidades de congregarse. Una alternativa notable que fue discutida previamente (usar las canchas del St. George's Park, el National Football Centre y la sede de la selección inglesa) terminó siendo descartada.

Entonces, ¿qué ocurrirá después?

La Premier League volverá a reunirse por videoconferencia el 11 de mayo, luego que el Gobierno del Reino Unido actualizara sus medidas de confinamiento el 10 de mayo. La Premier League podrá entonces definir su hoja de ruta con miras al regreso a la acción, siendo principios de junio la fecha preferida. El entrenamiento se reanudaría un mes antes de cualquier partido competitivo.

La EFL ha instruido a sus 71 clubes miembros que se preparen para volver a los entrenamientos el 16 de mayo. Varias fuentes han indicado a ESPN que gana impulso la opinión a favor de la cancelación de la temporada entre los equipos de la League One y League Two, debido a la posibilidad de que la acción futbolística se reanude sin la presencia de espectadores que hayan pagado sus respectivas entradas.

La National League, quinto nivel del fútbol inglés y que depende de la League Two, canceló su torneo el mes pasado y anunciará la próxima semana si anulará la campaña o decidirá la tabla de posiciones finales de una forma que respete la integridad del deporte. Si la National League puede encontrar una solución manejable (siendo el promedio de puntos por partido la opción favorita), podría inspirar decisiones similares en los casos de la League One y League Two.

Si el problema del coronavirus termina siendo infranqueable para el Championship y la Premier League, la National League podría terminar siendo un presagio para el peldaño más alto del fútbol inglés.

En definitiva, no será fácil para el balompié inglés descifrar este complejo problema y no hay garantías de que se ponga punto final a la temporada 2019-20 jugando en las canchas.