La historia de Kanté: el hijo "invisible" de los inmigrantes que eran recolectores de basura

Puede que no lo hayas notado, pero N'Golo Kanté estuvo en el campo en la espectacular campaña del Leicester coronándose campeón de la Premier League en 2016.

Es posible que no haya podido establecer la conexión entre los hechos, pero N'Golo Kanté dejó Leicester para ir al Chelsea y volver a levantar el título de la Premier League un año después.

Él fue quien, nuevamente con el Chelsea, se proclamó campeón de la Europa League 2018-2019 y quien, en Rusia, fue pieza clave para que la Selección de Francia lograra conquista la Copa del Mundo y de esta manera desencadenar una fiesta espectacular por las calles de París.

Puede que no lo sepas, pero Kanté no fue percibido por la sociedad francesa durante su infancia. Puedes encontrar a un pequeño Kanté, de 1.68 metros de altura, en la esquina de su casa o cerca del centro de la ciudad donde vive.

Hijo de inmigrantes, Kanté era recolector de basura en París. El mediocampista necesitaba llevar comida a casa y era necesario ayudar a su padre. Como si no fuera suficiente ayudar a la familia trabajando en las calles de la capital francesa, Kanté fue golpeado por el destino y perdió a su padre a la edad de 11 años.

Ser jugador de futbol era un sueño y entre trabajar en las calles y clases parisinas, Kanté comenzó a llamar la atención. La estatura no le ayudó mucho, pero era difícil no seguirle.

Después de luchar por un espacio en el pequeño Suresnes, N'Golo fue al también pequeño Boulogne y de allí al Caen. Kanté siempre supo que el futbolista podría incluso abrirle puertas para un cambio en su vida y aprovechó la oportunidad para estudiar y graduarse como contador.

En su primera temporada, Kanté, ganó su lugar en el primer equipo y año siguiente cosechó destacadas actuaciones en el regreso del equipo a la primera división francesa. De ahí a ser campeón en otro pequeño que se convirtió en gigante, Leicester. Y a partir de ahí, para volver a ganar en el Chelsea.

Celebrado por sus compañeros de equipo por el arduo trabajo realizado en el campo, N'Golo Kanté ya colecciona copas, tacleadas e historias.

Todo fue muy rápido, todo fue muy doloroso y todo lo logró a base de mucho trabajo.