Mourinho responde a burla de Arsenal en redes sociales

José Mourinho aseguró que Arsenal debería enfocarse en sus propios problemas, no en otros equipos. Getty Images

El director técnico de Tottenham Hotspur, José Mourinho, respondió al Arsenal y dijo que "no tienen mucho que celebrar" luego que las redes sociales del club se burlaron de la derrota de los Spurs ante el Sheffield United.

Los Spurs sufrieron una derrota 3-1 ante el equipo de Chris Wilder el jueves y el Arsenal publicó un resumen de su victoria en la FA Cup sobre los Blades en Facebook con el mensaje: "No es sencillo vencer a Sheffield United en Bramall Lane".

It's not easy beating Sheffield United at Bramall Lane 👀 Here's a reminder of how it's done 😉👇

Publicado por Arsenal en Viernes, 3 de julio de 2020

Mourinho respondió al mensaje y dijo que el Arsenal no debería enfocarse en otros equipos debido a sus problemas esta temporada.

"Creo que, si estuvieran en la cima de la liga o peleando por los primeros cuatro puestos en un momento realmente bueno no disfrutarían los problemas de los demás", sentenció.

"Sólo disfrutas los problemas de los demás cuando tú también estás en problemas. Al final dice más sobre ellos, no tienen mucho que celebrar, tienen que conseguir todas las oportunidades para hacerlo.

"Están en una situación muy similar a la nuestra en la tabla. No me gusta conectar al club con alguna publicación o tuit. Quizás estoy mal, tal vez tengo razón, pero la persona que lo hizo probablemente lo hizo por sí misma.

"No creo que haya sido [Mikel] Arteta quien lo publicó. No creo que haya sido [Granit] Xhaka u otro capitán quien lo hizo.

"Probablemente fue un tipo que estuvo en su hogar tres meses trabajando desde casa. No hay problemas en casa, pero los estaremos esperando".

Mourinho dijo que estaba "perturbado" y "destruido" por la falta de deseo de su equipo en Bramall Lane la semana pasada en una derrota que debilitó sus esperanzas de calificar a la Champions League.

Los Spurs reciben al Everton en la Premier League este lunes antes de enfrentarse al Arsenal en el derby del norte de Londres el domingo.