Un Boxing Day diferente

La tradicional escena de los niños en los estadios ingleses en la jornada del Boxing Day con las camisetas recién estrenadas y traídas por Papá Noel será sustituida por las retransmisiones televisivas dirigidas a los miles de aficionados que no podrán asistir por primera vez a las canchas el 26 de diciembre.

Todos esos niños que habrían presumido de su nueva indumentaria camino de sus templos favoritos, tendrán que acurrucarse en el sofá, porque una buena parte de los estadios ingleses permanecerán cerrados, mientras que otros solo podrán recibir a 2.000 personas.

Todas las canchas de Londres y del sur de Inglaterra no tendrán público, al estar estas regiones con el nivel 4, el más alto en los registros de contagios, mientras que Leicester, Aston Villa, Manchester City, Sheffield United, Wolverhampton y Leeds United tampoco, al estar en el nivel 3.

Solo Liverpool verá aficionados en su tribuna The Kop al estar aún en el nivel 2, sin planes por el momento para moverse de categoría.

En lo futbolístico, se jugarán seis encuentros el sábado, entre ellos el plato fuerte Arsenal-Chelsea, y cuatro el domingo.

El duelo entre los equipos de Mikel Arteta y Frank Lampard es lo más atractivo por la pésima situación en la que se encuentra el Arsenal, tan solo cinco puntos por encima de la zona de descenso, sin ganar desde el 1 de noviembre y con la reciente eliminación en la Copa de la Liga aún en la cabeza.

Los 'Gunners' hacen frente a un derbi de Londres que puede suponer otro clavo en la ya herida hoja de servicios de Arteta o el punto de resurrección que busca hace varias semanas. Si consigue recuperar a Pierre-Emerick Aubameyang, lesionado en el gemelo los dos últimos partidos, será un impulso necesario para uno de los equipos con peor eficacia para convertir en la Premier.

El peor arranque de campeonato en décadas de los 'Gunners' contrasta con un Chelsea que se redimió de dos derrotas seguidas con un triunfo sin mucho brillo sobre el West Ham como local.

Los 'Blues' han perdido terreno en la lucha por el liderazgo y están a seis puntos de un Liverpool que el domingo recibirá la visita del West Bromwich de Sam Allardyce. Los 'Reds' querrán alargar el buen momento goleador tras meterle siete al Crystal Palace.

En su persecución, el Manchester City, octavo a ocho puntos de la cima, jugará en el Etihad Stadium ante el Newcastle, otro de los equipos que viene sin descanso tras jugar Copa de la Liga entre semana y ser eliminado por el Brentford, de la segunda categoría. Los de Pep Guardiola, que contarán con el recuperado Sergio Agüero, vienen de vencer 1-0 a Southampton por la Premier y de golear al Arsenal por la Copa de la Liga.

Mucho más complicado lo tendrá el Tottenham, que se medirá en el Molineux Stadium al Wolverhampton, equipo que ha sido más noticia esta semana por las declaraciones de su entrenador, Nuno Espirito Santo, quien criticó duramente a un árbitro de la Premier, que por su derrota ante el Burnley. La duda para José Mourinho es si podrá contar con Gareth Bale, autor de un gol en la Copa de la Liga, pero que se tuvo que retirar en el entretiempo por un problema físico.

Dos de los que aspiran a luchar por el título como el Leicester y el Manchester United serán los que el sábado den el puntapié inicial del 'Boxing Day' con un encuentro que puede dejar a los 'Foxes' a un punto de lo más alto de la tabla y al United a dos.

Entre los más modestos de las posiciones también hay duelos interesantes, como el Sheffield United de local contra un Everton que seguirá sin James Rodríguez o el siempre entretenido Leeds United de Marcelo Bielsa que recibe al Burnley.

En definitiva, estos serán los partidos del fin de semana en la Premier League:

- Sábado: Leicester-Manchester United, Aston Villa-Crystal Palace, Fulham-Southampton, Arsenal-Chelsea, Manchester City-Newcastle y Sheffield United-Everton.

- Domingo: Leeds United-Burnley, West Ham-Brighton, Liverpool-West Bromwich y Wolverhampton-Tottenham.