La historia del cartel de hinchas de Chelsea a Lampard y otras pancartas condenadas al fracaso

Aunque es siempre lamentable cuando un director técnico de fútbol pierde su puesto, el despido de Frank Lampard de su cargo como entrenador del Chelsea, oficializado esta semana, resultó particularmente lamentable para una barra de hinchas de los Blues.

En una muestra de apoyo a su leyenda del club durante estos momentos difíciles, el grupo "We Are The Shed" recaudó una cifra cercana a 1,000 libras esterlinas ($1.370) en muy poco tiempo, con el fin de elaborar una pancarta de grandes dimensiones en homenaje a Lampard, que fue recientemente desplegada en Stamford Bridge.

La pancarta de 49 pies (14.9 metros) de largo, que rezaba "En Frank Confiamos. Antes. Ahora. Por siempre", fue mostrada durante el triunfo 3-1 sobre Luton en partido dominical de FA Cup (vea la repetición vía streaming por ESPN+ en Estados Unidos y en América Latina por ESPN Play), en el que terminó siendo el último encuentro de Lampard a cargo del banquillo del Chelsea, antes de ser cesanteado al día siguiente.

La barra ha solicitado que la bandera se mantenga en pie en Stamford Bridge, como muestra duradera de su gratitud hacia Lampard, a pesar de que su etapa de 18 meses como DT haya llegado a un final tan decepcionante.

Alex Burke, cocreador de la barra We Are The Shed expresó al diario británico The Sun: "Estamos agradecidos de haber tenido un partido en el cual la pancarta se mantuvo expuesta. Pediremos que se mantenga en pie, pero no estoy seguro de que dirá el club".

"De las 1,000 libras necesarias [para crear la pancarta], aproximadamente un 75% fue recaudado por nuestro grupo; mientras que el otro 25% llegó a través de las redes sociales. El excedente de donaciones fue dirigido a la organización benéfica de Reece James [The Felix Project, que distribuye alimentos entre distintas causas caritativas y escuelas en Londres], a la que el propio Lampard terminó donando también. Eso resume el hombre que era y la conexión que tenía con nosotros".

"Se siente como una bofetada. Como barra, esperábamos que el hecho de que [el club] siquiera permitiera desplegar la pancarta significaba que apoyaban a Frank, pero ese no fue el caso".

La pancarta creada por We Are The Shed no es la única en la historia del fútbol que sirvió de preludio a eventos desafortunados, y estamos seguros de que no será la última. A continuación, hacemos un repaso por algunos ejemplos clásicos de esta forma de arte que adornó las gradas para terminar dando un tiro por la culata.

"Buenos muchachos" (Arsenal, 2017)

Los hinchas del Arsenal se precipitaron a reproducir un retrato familiar de Alexis Sánchez y sus dos queridos perros labradores, en un intento fallido por hacer que el delantero chileno, a quien le quedaban apenas 18 meses en su contrato, se sintiera a gusto en el norte de Londres, al punto de comprometerse con los Gunners por el resto de su carrera.

Las mascotas Atom y Humber se habían convertido en estrellas de las redes sociales por derecho propio, ya que el artillero oriundo de Tocopilla publicaba regularmente imágenes suyas jugando con sus dos mejores amigos en su cuenta de Instagram. La pancarta que rezaba "Buenos Muchachos", junto con otra que insertaba los nombres de ambos canes en el lema del club, hizo su aparición en el Emirates Stadium en enero de 2017, marcando el comienzo del fin del paso de Sánchez por el Arsenal.

Apenas seis meses después, Sánchez estuvo cerca de fichar por el Manchester City, solo para ver que su enorme traspaso se cayera a última hora en plena fecha límite, debido a los fracasos de los Gunners en sus intentos por adquirir un sustituto apropiado.

Posteriormente, Sánchez inició la campaña 2017-18 mostrando nivel discreto, con una cadena de decepcionantes actuaciones durante los últimos seis meses del año, hasta que finalmente lograra escapar en enero de 2018; en esta ocasión, con rumbo al Manchester United, eterno rival del Arsenal. La historia se repitió casi de inmediato: un grupo de seguidores del United cometió el error de crear una pancarta para darles la bienvenida a Manchester a Sánchez, Atom y Humber, durante el debut del "Niño Maravilla" en Old Trafford.

No hace falta decir que, a partir de entonces, las cosas no salieron muy bien que digamos ... otra vez.

"El Elegido" (Manchester United, 2013)

Obviamente, cabe destacar que los hinchas del Manchester United cuentan con amplia experiencia a la hora de dejarse llevar en la creación de pancartas extravagantes. Luego que el glorioso reinado de Sir Alex Ferguson llegase a su fin en 2013, el United se vio súbitamente atrapado en la incertidumbre, ya que el prestigioso cetro de director técnico de los Red Devils (que había estado en manos del mismo patriarca durante un cuarto de siglo) fue entregado a David Moyes, sucesor elegido por el propio Fergie.

La barra "Stretford End Flags" invirtió una cifra cercana a las 500 libras esterlinas para asegurarse de proclamar a Moyes como "El Elegido" a su llegada a Old Trafford en mayo de 2013. Para abril de 2014, Moyes había quedado fuera del United y la pancarta que le acompañaba con un calificativo tan sonoro debió ser escondida en una ubicación secreta dentro de las entrañas del estadio, con el fin de asegurarse de que no volviera a ver la luz del día.

"No necesitamos a Batman ..." (Arsenal, 2011)

Otra pancarta clásica de los archivos del Arsenal, que se remonta a noviembre de 2011, cuando Robin van Persie mostraba su mejor nivel y los seguidores de los Gunners cantaban a voz en cuello para deshacerse en elogios desde las tribunas del Emirates. Con otras grandes figuras del club ya retiradas, los Gunners acababan de rendirse para entregar a Cesc Fabregas al Barcelona, después de una telenovela de fichajes que duró todo un año. Afortunadamente Van Persie, flamante capitán suplente de Arsene Wenger, suplió con creces la ausencia de goleadores anotando tantos por doquier, para deleite de los hinchas. Incluso, el propio jugador llegó a hacer directa referencia a la pancarta durante una entrevista, afirmando que era "el mayor halago que podía desear".

"Los hinchas del Arsenal son verdaderos amantes de este deporte. No se pierden de ningún detalle dentro del estadio, y hacen acto de presencia para apoyar al equipo y a los jugadores de forma individual", expresó el artillero holandés al rotativo londinense Daily Mirror. "Tengo que confesar que me encantan las pancartas, tales como [el cartel que reza] ‘No necesitamos a Batman, tenemos a Robin’ y cosas así".

Menos de un año después, Van Persie era jugador del Manchester United, tras haber dado el salto y fichar por los rivales directos de los Gunners. El nativo de Róterdam llegó a comandar la tabla de goleadores de la campaña 2012-13, asegurando el primer título de Premier League de su carrera.

"Il Principino" (Liverpool, 2010)

Los seguidores del Liverpool demostraron que no eran ajenos a los ridículos y exagerados homenajes en forma de pancartas, haciendo el ridículo con la llegada de Alberto Aquilani a Anfield en 2009. A pesar de llegar con un genial apodo ("El Principito") y reputación decente como un elegante volante central, realmente no había necesidad de desplegar un gigantesco cartel declarando que Aquilani era una especie de incomparable gladiador romano, presto a alcanzar la gloria.

Aquilani solo llegó a sumar 28 apariciones con la camiseta del Liverpool y pasó dos de sus cinco temporadas con los Reds cedido en Italia, aparte de verse constantemente acechado por las lesiones. El capítulo terminó de forma discreta en 2012, cuando Aquilani volvió a su tierra natal con un contrato permanente, tras pactar con la Fiorentina.