Everton desperdicia el gol de James y pierde terreno en la lucha por Champions

James Rodríguez volvió en buen nivel después de 45 días sin jugar: abrió la cuenta y consiguió su gol 100 en Europa, pero un descuido defensivo en el final cerró el empate 1-1 entre Everton y Crystal Palace en Goodison Park por la jornada 30 de la Premier League.

El mediocampista destapó su regreso con el fútbol ofensivo que reclamaba Everton hace varias semanas. Con la pelota en sus pies, perdió los complejos en casa que le costaron dos derrotas consecutivas ante Fulham y Burnley.

Se vio una versión más protagonista con el colombiano libre por la derecha e iniciativa para acompañar en el área. Guapo para pedir el balón entre las patadas del rival, organizó desde la mitad de la cancha con pases precisos a la izquierda, desperdiciados por Richarlison.

La convicción que estaba extraviada la recuperó con el 19. Tuvo cabeza fría para destrabar el 0-0 a los 55’ con una jugada en la que abrió por la izquierda y que cerró por el costado opuesto con un derechazo pegado al palo para el 1-0.

James fue desequilibrante en el área. Intentó en el primer tiempo con una media vuelta después de un control de manual que se fue elevado. Y en el complemento con su anotación, la sexta de la temporada y número 100 en Europa.

Por su parte, Yerry Mina estuvo seguro en defensa en el comienzo del partido cuando el visitante asustó con la presión alta. Recibió una amarilla a los 14’ por corregir con una falta una mala entrega de Tom Davies en salida. En los minutos finales anticipó con categoría a Michy Batshuayi, pero el mismo delantero apareció solo por la izquierda y empató con un remate cruzado a los 86’.

El empate contra Crystal Palace arruina el plan que trazó Carlo Ancelotti para este último tramo del torneo. Ganar de local y así recortar la diferencia en la tabla con el último puesto para Champions. Con 47 puntos está a cuatro de esa zona. Su próximo compromiso será el lunes 12 de abril como visitante contra Brighton.