Petr Cech, ex portero del Chelsea, tuvo que bajar del camión para que los dejaran pasar entre las protestas por la Superliga

Los aficionados del Chelsea mostraron su molestia por la inclusión del equipo en la Superliga y previo al encuentro del partido contra el Brigthon impidieron el trayecto del autobus del equipo

Los aficionados del Chelsea bloquearon el acceso del camión del equipo a Stamford Bridge, para el partido contra el Brigthon de la Premier League, como protesta en contra de la unión de su equipo a la SuperLiga Europea.

Los seguidores del Chelsea, desde horas antes del partido, llegaron al estadio, para manifestar su descontento por la decisión del equipo, que busca unirse con el Real Madrid y otros 10 clubes, para crear una campeonato entre los mejores clubes de Europa.

Petr Cech tuvo que bajar del camión para tranquilizar a los aficionados del Chelsea y pedir que dejaran pasar a los jugadores, a su partido contra el Brigthon de la Premier League.

Yo no sé, denos tiempo a todo el mundo”, gritaba el checo, a los aficionados del Chelsea, que reclamaban la decisión de su equipo.

Entre las protestas se escuchaba la petición para que Román Abramovich “haga lo correcto” y mensajes de “los sueños no se venden”. Las protestas se han hecho recurrentes por todo el mundo, en contra de los 12 equipos que tratan de crear un campeonato élite de futbol.

Florentino Pérez, presidente de la Superliga Europea, aseguró que su objetivo es “salvar el futbol”, debido a que todos los clubes están en una profunda crisis financiera, pero los fanáticos de cada equipo reclaman las decisiones que se tomaron.

Por la mañana, algunos medios británicos publicaron que el Manchester City y el Chelsea dudaban de continuar con la SuperLiga, debido a las manifestaciones de los aficionados y la crítica a la que han sido sometidos en los últimos días.

“Lo sé, denos tiempo”, volvía a gritar Cech, pidiendo que dejaran pasar el autobús del equipo, para su partido de PRemier League.

Los aficionados del Chelsea, en Stamford Bridge, abren otro frente contra la Superliga Europea.