Edinson Cavani y la maldición post Cristiano Ronaldo que pudo romper en el Manchester United

Edinson Cavani ha logrado con su rendimiento y sus goles romper una importante ‘maldición’ en el Manchester United, club que veía cómo cada jugador que llegaba y se ponía la mítica número 7 no cumplía con las expectativas que había generado. Sin embargo, el delantero uruguayo sí está teniendo un gran rendimiento y se convirtió en el primer jugador del United con ese dorsal en marcar 15 goles en una temporada desde el portugués Cristiano Ronaldo.

Los hinchas del United, que no estaban tan convencidos en la incorporación de un delantero de 33 años y con varios meses de inactividad, vieron alimentado su escepticismo cuando el seis de octubre del 2020 el Manchester anunciaba que Cavani llevaría la mítica camiseta número 7.

Es que ese dorsal tiene un peso simbólico en los fanáticos del club inglés, quienes primero supieron disfrutar de las diabluras de George Best en las décadas de 1960 y 1970. Luego, el mediocampista Bryan Robson asumió ese legado del ‘quinto Beatle’ y fue el capitán del United desde 1982 a 1991. Después llegó el extraordinario Eric Cantona, posteriormente surgió la sensacional pegada de David Beckham y en el 2003 arribó Cristiano Ronaldo desde Sporting Lisboa.

El portugués se fue en junio del 2009 al Real Madrid habiendo marcado 26 goles en su última temporada en Manchester. Los ingleses estaban confiados en que el próximo número 7 seguiría haciendo delirar a las tribunas de Old Trafford, pero con el paso de las temporadas la expectativa fue dejando lugar a la frustración anticipada.

El inglés Michael Owen llegaba del Newcastle, se ponía la camiseta que dejó Cristiano y en su primera temporada (2009/2010) convirtió nueve goles en 31 partidos. Para el año siguiente fueron 5 tantos en 17 encuentros y en la 2011/2012 fueron tres en cuatro, totalizando 17 goles en 52 cotejos, para en setiembre del 2012 terminar marchándose a Stoke City.

La camiseta número 7 comenzaba a pasar del idilio a la maldición, pero la mayoría de los hinchas hacían caso omiso a lo que algunos de sus colegas de tribuna empezaron a señalar, es que sólo había un único mal ejemplo hasta el momento. Sin embargo, muchos de estos fanáticos comenzaron a entender en las siguientes temporadas que ese dorsal se estaba transformando para los jugadores en un lastre y una gran presión más que en una gran oportunidad o muestra de confianza.

Para la temporada 2012/2013 el ecuatoriano Antonio Valencia se animó a aceptar el desafío y pasó de tener la ‘25’ a usar la histórica número ‘7’, pero su rendimiento también sufrió un declive, pasando de 14 asistencias y seis goles en 2011/2012 a convertir un único gol y asistir en siete oportunidades. Para la temporada posterior el sudamericano volvió a su 25 y pasó a convertir cuatro goles.

Mientras Cristiano Ronaldo ganaba títulos y rompía récords en el Real Madrid, nadie parecía poder enfrentar individualmente el legado del portugués y el club tampoco era capaz de superar colectivamente la ida del entrenador Alex Ferguson. El número ‘7’ ni siquiera era un refugio para los hinchas del United en años difíciles y hasta estuvo ausente en la planilla de la temporada 2013/2014.

En agosto del 2014 se fichó al argentino Ángel Di María, quien en su única temporada como ‘Diablo rojo’ marcó 4 goles en poco más de 30 partidos y luego se marchó al PSG.

El francés Memphis Depay llegó para la temporada 2015/2016 y sólo pudo convertir siete goles en más de cincuenta partidos durante un año y medio, partiendo el 20 de enero del 2017 al Olympique de Lyon.

Durante todo el 2017 no hubo goles ni desbordes porque otra vez el mítico ‘7’ había quedado vacante; el 22 de enero del 2018 fue presentado Alexis Sánchez y se reveló que usaría el mencionado dorsal, pero su suerte no fue diferente a la de sus antecedentes más cercanos en el tiempo. Sufriendo varias lesiones, con tres goles en su primer semestre y otros dos tantos en la temporada 2018/2019, Sánchez se marchó en agosto del 2019 al Inter de Milán sin haber podido rendir lo esperado.

En el año deportivo 2019/2020 no hubo ‘7 del United’ y en octubre del año pasado Cavani se ponía el mítico dorsal, dígito que el delantero ya había utilizado en su paso por Palermo y Napoli, e incluso en algunos momentos con la Selección Uruguaya como la participación en los Juegos Olímpicos de Londres 2012.

Cavani ha podido ser quien mejor ha rendido con esta importante camiseta post Cristiano Ronaldo e incluso ha demostrado que para él no ha sido una carga. Con al menos una temporada más en Manchester, el buen rendimiento que pueda seguir teniendo el salteño marcará el lugar que ocupará en la gran historia del club; lo que ya es constatable es el gran cariño que se ha ganado de parte de los hinchas del Manchester, quienes entusiasmados por sus goles ya le auguran al uruguayo un sitio privilegiado en su memoria al romper una maldición que padecían hace más de diez años.