Los clubes ingleses de la Superliga pagarán 31 mdd de multa a la Premier League

La UEFA ha lanzado una investigación disciplinaria por una posible violación de su marco legal

Los seis clubes ingleses que se inscribieron en la separatista Superliga de Europa (ESL) a principios de este año acordaron pagar un total de 22 millones de libras (31 millones de dólares) como parte de un acuerdo con la Premier League, se anunció este miércoles.

Arsenal, Chelsea, Liverpool, Manchester City, Manchester United y Tottenham también acordaron aceptar multas por aproximadamente 20 millones de libras (28 millones de dólares) y deducciones de 30 puntos si se unen a una competencia similar no autorizada en el futuro, un castigo que habría visto relegados al Arsenal y los Spurs. durante la campaña 2019-20.

Un comunicado de la Premier League dice: "Los seis clubes involucrados en las propuestas para formar una Superliga europea han reconocido hoy una vez más que sus acciones fueron un error y han reconfirmado su compromiso con la Premier League y el futuro del fútbol inglés.

"Se han disculpado de todo corazón con sus aficionados, compañeros de clubes, la Premier League y la FA. Como gesto de buena voluntad, los clubes han acordado colectivamente hacer una contribución de 22 millones de libras esterlinas que se destinarán al bien del juego, incluida una nueva inversión", en apoyo a los aficionados, el fútbol base y los programas comunitarios.

Además, los clubes han acordado apoyar cambios en las reglas para que cualquier acción similar en el futuro conduzca a una deducción de 30 puntos. Cada uno de los seis clubes, en ese caso, también estaría sujeto a una multa adicional de £ 25 millones. La Premier League y la FA han trabajado en estrecha colaboración a lo largo de este proceso y este acuerdo lleva a conclusión ambas investigaciones sobre el asunto".

La Superliga se lanzó el 18 de abril con 12 clubes como miembros fundadores, pero nueve de ellos (seis de Inglaterra y AC Milán, Inter de Milán y Atlético de Madrid) se han retirado desde entonces y han llegado a un acuerdo con la UEFA.

Los nueve clubes que se retiraron han recibido sanciones económicas por parte de la UEFA y han acordado hacer una contribución de buena voluntad combinada de 15 millones de euros para beneficiar al fútbol base y juvenil en toda Europa.

El plan pretendía ser una amenaza directa para la Liga de Campeones de la UEFA, pero colapsó pocos días después del anuncio debido a la oposición generalizada de jugadores, entrenadores y seguidores.

Real Madrid, Barcelona y Juventus quedaron como los tres clubes restantes que desean seguir adelante con los planes. La compañía que los 12 clubes fundadores crearon para administrar la Superliga todavía existe, pero fuentes le han dicho a ESPN que los clubes de la Premier League planean pedirle al presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, quien también se desempeña como presidente de la Superliga, que disuelva la compañía.

La UEFA ha aceptado las gestiones de los nueve clubes fundadores para distanciarse del proyecto, pero ha iniciado un expediente sancionador contra el Madrid, el Barça y la Juventus.

En mayo, ESPN informó que los tres clubes restantes enfrentarían un castigo que podría incluir ser excluidos de la Liga de Campeones durante dos temporadas.

A principios de este mes, el presidente de La Liga, Javier Tebas, un crítico vocal de la Superliga, dijo que creía que los clubes podrían ser excluidos de la principal competencia de clubes de Europa.