Bruno Lage: el técnico que soñaba con ser entrenador y no jugador desde niño

El nuevo técnico de Raúl Jiménez, Bruno Lage, tenía un sueño desde niño, quería ser entrenador por encima de brillar en la cancha pateando un balón

Bruno Lage se convirtió el nuevo técnico del Wolverhamton y del mexicano Raúl Jiménez. Lage fue presentado este miércoles ante los medios de comunicación, en sustitución del portugués Nuno Espirito Santo, quien dejó su lugar al final de la temporada 2020-2021.

El Wolverhampton apostó por un nuevo estratega portugués y para ello buscaron al exentrenador del Benfica, quien cerró su llegada al equipo inglés gracias a Jorge Mendes, quien se convirtió en su representante en los últimos tiempos.

Lage, de 45 años y originario de Setubal, tuvo una breve etapa como jugador antes de iniciar su camino como entrenador. Bruno se desempeñó como extremo derecho en los equipos de Praiense y Quintajense, sin embargo, su periodo como jugador sólo duró unos años debido a que su deseo de ser técnico era mayor que el de ser futbolista profesional.

"Nunca tuvo el sueño de ser jugador. Siempre quiso ser entrenador", reveló al sitio DN un amigo y excompañero de Lage.

Bruno inició su etapa post jugador en 2003 siendo preparado físico del Estrela Vendas Novas, equipo de la cuarta división de Portugal, y un año después recibió la oportunidad del Benfica para encargarse de la categoría Sub17, plantilla a la cual dirigió hasta el 2006, año que tomó las riendas de la categoría Sub19.

En los años posteriores, Lage dirigiría a la Sub15 de las Águilas Rojas y retornaría a la categoría Sub17 pero abandonó el Benfica en 2012 para tomar las riendas de la cantera del Al-Ahli de Jordania. En el verano 2015, Bruno se convirtió en el auxiliar de Carlos Carvahal en el Shef Wed de la Championship de Inglaterra y posteriormente ambos llegarían a la Premier League al ser contratados por el Swansea.

En 2018, Lage regresó al Benfica para encargarse del segundo equipo, pero a principios de 2019 tomó las riendas del primer equipo tras la salida de Rui Vitoria. El periodo de Bruno en el banquillo de las Águilas Rojas estuvo marcado por conquistar de forma increíble la Primeira Liga, ganar la Supercopa de Portugal y ayudar a Joao Félix a consolidarse como uno de los mejores delanteros del campeonato.

Bajo las órdenes de Bruno, Félix marco 17 goles y brindó 11 asistencias en la segunda vuelta de la campaña 2018/19 de la Primeira Liga. Debido a su gran desempeño, Joao dejó al Benfica al finalizar la campaña tras ser comprado por Atlético de Madrid, equipo que pagó más de 120 millones de euros al conjunto portugués.

El hecho de que un jugador de las cualidades ofensivas de Joao Félix brillara bajo el mandato de Bruno es una buena noticia para el mexicano Raúl Jiménez, quien espera retomar su mejor nivel con los Wolves tras la lesión que sufrió en noviembre pasado y que lo tiene fuera de las canchas desde entonces.

Los Wolves apostaron por Bruno Lage, quien llegará a Inglaterra tras un año sin dirigir, como su primera opción y uno de los motivos para elegirlo fue mantener la ideología portuguesa dentro del plantel.