Atalanta y su año de gloria, frustrados por la tragedia del coronavirus

La vuelta entre Valencia y Atalanta se disputó sin público por el avance del coronavirus. EPA

El coronavirus se ha llevado lo más preciado, lo único que al final realmente importa que es la vida. Y aunque las cifras no sirven para mensurar con exactitud el dolor, algo que solo pueden dimensionar los afectados por la tragedia, esta pandemia ha atacado a gran escala, llevándose a miles de personas. Lo sigue haciendo y se extenderá un tiempo, al menos meses, de acuerdo a los especialistas.

Entre los daños colaterales, diminutos al lado del valor de la vida humana, se encuentra el fútbol. Y en la ciudad de Bérgamo, ubicada en la región de la Lombardía, la más afectada de Italia con cerca de seis mil muertos -en un total de más de diez mil en el país-, un sueño trunco. 2020 no podrá ser recordado como el año en el que Atalanta participó de su primera UEFA Champions League.

Decir participó es restarle méritos al equipo de Duván Zapata, Alejandro Gómez, Luis Muriel y José Luis Palomino. Luego de una temporada histórica en la Serie A 2018-19 en la que quedó tercero con 69 puntos, la "Diosa" se ganó su bautismo en la máxima competición europea.

El comienzo fue pésimo, con tres derrotas consecutivas, por goleada 4-0 ante Dinamo Zagreb y 5-1 ante Manchester City, y por 2-1 ante Shaktar en Bérgamo. Sin embargo, terminó consiguiendo lo que en ese momento parecía una utopía. Igualó 1-1 ante los Ciudadanos en casa y, tras quedar con un punto en cuatro fechas, logró dos triunfos seguidos que lo depositaron en octavos de final (2-0 a Zagreb y 3-0 a Shaktar).

El camino de la "Cenicienta" de la Champions 2019-2020 no se detuvo ahí. En octavos de final, aplastó por 4-1 a Valencia en San Siro el 19 de febrero en un duelo que, según se supo tiempo más tarde, fue vital para la propagación del coronavirus en la Lombardía. Así de cruel es el virus: 45 mil personas se abrazaban, se besaban y lloraban en una noche que tenía destino de gloria en la historia del club de Bérgamo, pero terminó siendo una trampa mortal.

En la vuelta, apenas una anécdota dada la situación actual, Atalanta derrotó por 4-3 al Valencia para clasificar a cuartos de final de la Champions. El único equipo que avanzó a dicha instancia además del PSG ya que la competición fue suspendida mientras se disputaban los octavos.

En la Serie A, Atalanta marcha cuarto, en puestos de Champions nuevamente y con un gran aporte de los sudamericanos. El más destacado de ellos en la actual temporada viene siendo el Papu Gómez, que marcó seis goles en la liga y uno en la Orejona. El volante argentino además acumula diez asistencias en el torneo y dos en la Champions.

Duván Zapata, que tuvo una brillante temporada 2018-19, en la que terminó como segundo máximo goleador de la Serie A con 23 tantos ha mermado su nivel y quedó algo opacado ante la voracidad de Josip Ilicic. El delantero colombiano mantiene buenos números en la liga con 11 tantos y cinco asistencias en 15 duelos disputados. Sin embargo, su deuda está en la Champions donde solo pudo anotar un tanto y se perdió la mayoría de los encuentros por lesión.

Luis Muriel, por su parte, está relanzando su carrera con una temporada muy destacada. El otro atacante colombiano, pese a ingresar desde el banco en la mayoría de las ocasiones, lleva 13 goles marcados en la Serie A y uno en la Champions.

En la defensa de Atalanta, José Luis Palomino es número puesto con 21 presencias en la Serie A, además de un gol marcado, y seis en la Champions League.

Los cuatro sudamericanos vienen siendo fundamentales en una temporada que era memorable para Atalanta pero diminuta, porque el fútbol al fin y al cabo lo es, al lado del partido que realmente importa y se está jugando en la Lombardía, Italia y el mundo entero.